La elección para gobernador en el Estado de México, que ganó el priista Alfredo Del Mazo, tendrá un peso limitado entre los inversionistas a mediano plazo, según la calificadora de riesgo, Moody’s.

“El resultado de las elecciones en el Estado de México demostró que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) todavía tiene gran capacidad para movilizar a su base política”, dijo Jaime Reusche, analista soberano de México para Moody’s.

El PRI ha logrado resultados favorables a pesar de la fuerte tracción de otros partidos, dijo el directivo.

Debido a esta percepción, la calificadora no espera cambios importantes en el escenario económico del país, que se mantiene en A3 con perspectiva negativa desde el pasado 27 de abril.

El resultado electoral será impugnado por el partido opositor Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

 

Siguientes artículos

WhatsApp
Facebook sacará a WhatsApp de la nube de IBM
Por

Con el movimiento, IBM perdería a uno de los cinco principales clientes de sus negocio de nube.