El presidente del Gobierno de España en funciones y líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, no prevé una repetición electoral tras los comicios generales de ayer domingo y aseguró que la democracia “encontrará la fórmula de la gobernabilidad”.

Fuentes de la Ejecutiva socialista reunida este lunes para analizar los resultados de las elecciones indicaron a la agencia EFE que esa es la intención de Sánchez.

El PSOE obtuvo la segunda posición en los comicios con 122 escaños, un resultado insuficiente para gobernar, por lo que, además de los votos de la coalición de izquierdas Sumar y los de los independentistas catalanes de ERC y vascos (Bildu y PNV), su reelección dependería del posicionamiento de los siete escaños de los secesionistas catalanes de Junts.

Esa formación está liderada por el expresidente del Gobierno regional de Cataluña Carles Puigdemont, prófugo de la Justicia española y residente en Bruselas.

Sin embargo, los socialistas lograron en estas elecciones dos escaños más que en las generales de noviembre.

Según las fuentes, Sánchez comentó en la reunión que España “ha dicho no a la involución y los retrocesos”, en referencia al conservador Partido Popular (PP), ganador de los comicios con 136 diputados, y la formación de ultraderecha Vox (33).

Los dos partidos de derechas tampoco suman una mayoría suficiente para gobernar, por lo que el líder socialista subrayó que el PSOE es hoy “una referencia en Europa y en el mundo”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Los conservadores, pendientes de 3 diputados clave con el voto extranjero

El conservador Partido Popular (PP) está pendiente en España del voto del extranjero, que puede permitirle sumar tres escaños a sus 136 diputados: uno en Madrid, que le arrebataría al Partido Socialista (PSOE), otro en la ciudad de Girona (este), que ganaría a la formación independentista catalana JuntsXCat, y un último en Cantabria (norte) procedente de la ultraderechista Vox.

El recuento del voto de los residentes ausentes es clave por tanto para la gobernabilidad de España y el reparto de los bloques, porque el PSOE podría retroceder a los 121 escaños si el PP suma otro en Madrid y Junts perder uno de sus siete representantes.

Con el actual reparto, el PP (136) más Vox (33) suman 169, a los que podrían sumar a Unión del Pueblo Navarro (UPN) (1) y Coalición Canaria (1), que sin embargo tiene reparos con Vox.

Esa hipotética y compleja suma alcanzaría los 171 escaños, mientras que el PSOE (122) con sus socios -31 de la coalición de izquierdas Sumar, 7 de ERC (independentistas catalanes), 6 de EH Bildu (independentistas vascos), 5 de PNV (nacionalistas vascos) y 1 de BNG (nacionalistas gallegos)- sumaría 172, uno por encima del otro bloque.

Junts tendría en la abstención la llave de la gobernabilidad.

Sin embargo, si el PP suma el escaño madrileño, y contando con esa hipotética suma, se colocaría en 172 y el PSOE en 171. Y si los conservadores lograsen sumar el de Girona la posible suma de este espacio podría dar 173 frente a 171; en ese escenario el PSOE necesitaría el sí de Junts y no solo su abstención.

En el PP reconocen estar pendientes de cómo se reparten los últimos escaños en juego, aunque fuentes de la dirección admiten que no es sencillo.

El voto de los residentes en el extranjero empezará a contabilizarse a partir de este viernes, cuando las Juntas Electorales Provinciales concluirán el escrutinio general de los votos al incluir las papeletas que hayan podido emitir los 2.3 millones de españoles que residen en otros países y están inscritos en el Censo de Residentes Ausentes en el Extranjero (CERA).

Con información de EFE

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Putin-avión supersónico
Putin promulga ley que eleva edad de reservistas del Ejército hasta los 55 años
Por

La modificación de la ley impuesta por el presidente ruso se aplicará a los reservistas y se implementará de modo escalo...