Forbes Centroamérica en alianza con SNIP de Panamá 

A partir del 1 de julio se incrementará la tarifa eléctrica a los usuarios que consuman más de 300 kW/h por mes lo que se traduce en facturas superior a los 60 dólares según los cálculos de la institución.

Las nuevas tarifas eléctricas que regirán a nivel nacional para el segundo semestre del 2018 se mantendrán sin alteración alguna para aquellos clientes que consumen hasta 300 kW/h, lo que serian más de 3 millones de clientes. Sin embargo, pueden recibir aumentos en el costo de productos o más por rebote ya que los comerciantes podrían trasladar el mayor gasto en los que incurrían.

En este segundo semestre, el aporte del Estado para minimizar el aumento en algunos clientes se estima en 38.8 millones de dólares (mdd), de los cuales 18.6 mdd corresponden al Fondo de Estabilización Tarifaria (FET) y 20.2 mdd de   al Fondo Tarifario de Occidente (FTO).

Los empresarios y el publico en general a través de las redes sociales han rechazado el aumento. En un comunicado la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede) indicó que el aumento en la tarifa eléctrica para el periodo de julio a diciembre 2018, sí impacta directamente al 25% de los clientes, dado que son los que consumen más de 300kwh al mes, en este grupo de consumidores se encuentran los comercios y el sector industrial.

Puedes leer:  Costa Rica impulsa innovación y tecnología en Pymes

Por lo tanto, ese ajuste promedio de 8.4% sí afectará los costos de producción y comercialización de las empresas que pudieran reflejarse en los precios finales de productos y servicios al consumidor.

“El ajuste en la tarifa tiene un componente de combustible, que impacta por tener más de un tercio de la matriz energética basada en generación térmica, y el otro componente que es el impacto en los costos adicionales debido a retrasos en la tercera línea de transmisión a cargo de ETESA. Es decir, que las deficiencias en la transmisión se han traspasado al usuario final, por lo que debemos llamar a la reflexión como país sobre el modelo de gestión de ETESA que queremos y necesitamos” dijo el gremio.

Se informó que la variación en la tarifa eléctrica para el resto de los clientes de las empresas distribuidoras será de un centavo y medio por kWh. Este ajuste es motivado principalmente por la nueva tarifa de transmisión que incorpora la Tercera Línea de Transmisión y los ajustes normales asociadas a los costos de generación. También está el tema del aumento del combustible.

El administrador de la Autoridad de Servicios Públicos Roberto Meana dijo que estos ajustes se pueden manejar con una “conducta adecuada de ahorro” lo que indica que para que no aumente la tarifa bajen el consumo de energía que utilizan.

Por su parte, Gilberto Ferrari, gerente general de ETESA dijo que de acuerdo a la legislación panameña, los proyectos de inversión energética de distribución y transmisión aprobados en el plan de expansión, son cubiertos a través de la tarifa que pagan los consumidores. “La tercera línea de transmisión eléctrica fue entregada para operación comercial en octubre de 2017, cinco años más tarde de lo que estaba supuesta a iniciar”, agregó.

 

Siguientes artículos

Costa Rica impulsa innovación y tecnología en Pymes
Por

El costo total del proyecto para asociados será de $1200 mensuales y para no asociados de $2,000 por 7 meses de asesoram...