Elevadores que en su interior cuenten con funciones inteligentes. Que saludan, hablan, avisan a sus usuarios de datos como fecha, clima, hora, día y que estén equipados con pantallas interactivas y servicios de internet, serán algunas de las características que ofrecerán estos espacios en los siguientes años.

Así lo menciona Felipe Kops, CEO de Schindler México, quien asegura que esta industria a pesar de la crisis que atraviesan los negocios en todo el mundo ha tenido que redirigir sus objetivos de la mano de la tecnología.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

La industria de los elevadores y equipos mecánicos como escaleras eléctricas, plataformas, rampas, etc, que proveen servicios a estructuras como edificios, centros comerciales y hasta aeropuertos, no ha sido excluida del difícil momento por el que atraviesan los negocios en todo el mundo debido a la pandemia de Covid-19. Sin embargo, esto no ha significado que dejen de innovar y sobre todo en trabajar en lo que será la siguiente generación de estos equipos.

“Obviamente el impacto en el negocio lo sentimos como muchos de los actores de los mercados. Para la parte de nuevas instalaciones es bien cierto que ha sufrido una desaceleración, sin embargo también una parte importante que nos mantiene en operación es la continuidad a los proyectos que ya estaban en marcha”, señala en entrevista el directivo para Forbes México.

La incursión de la tecnología ha venido a dar un vuelco a todas las industrias, y esta no ha sido la excepción. Tan solo hace unos meses, la compañía que encabeza Kops aquí en México, instaló su primer Centro de Operaciones Técnicas (TOC) que trabaja para el mercado local y el de Centroamérica.

Este TOC, como le llaman, es un centro de datos y análisis que permite conectar en tiempo real a los especialistas de la compañía con los equipos de sus clientes. Entre otras cosas, mantienen monitoreo y control a través del IoT (Internet de las Cosas), controles e informes personalizados, así como información de interés para los usuarios en los diferentes espacios en donde se encuentren estos elevadores.

…básicamente es una central donde monitoreamos a los equipos que están conectados a la nube, que estén conectados al Internet de las Cosas y desde esta ubicación central podemos hacer diagnósticos remotos, acompañar el funcionamiento de los equipos. Esta información también la podemos brindar en tiempo real a nuestros clientes para que puedan asegurar el funcionamiento correcto de sus equipos, acompañar llamados de servicios, para el funcionamiento. Podemos hacer muchas actividades que antes de esta conectividad que estamos brindando en México…

“Esto es una evolución, lo que vamos a poder construir es una plataforma de soluciones. No solo estamos llevando el elevador a la red al internet o al internet de las cosas, esto también nos va a proporcionar a traer internet en el elevador. Más allá de todo el tema de operaciones técnicas para garantizar la seguridad, traer eficiencias, etc”, detalla.

El directivo señala que esto viene para revolucionar o para evolucionar el segmento de elevadores, que otorga la posibilidad de conectar los elevadores a la nube y a la inteligencia artificial, “podemos detectar en tiempo real si hay algún mal funcionamiento en el equipo que ocasione alguna paralización y actuar de una manera mucho más proactiva y mucho más predictiva”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

La importancia de México

Para Schindler nuestro país es uno de los mercado más importantes de la región, de hecho, desde aquí gestionan el negocio el cual dividen en dos líneas.

“Tenemos dos brazos de negocio: uno es la venta e instalación de equipos y la otra es mantenimiento y continuidad para que los equipos sigan funcionando de manera segura”, detalla.

El directivo asegura que los elevadores están diseñados para tener una vida de 20 a 25 años pero obviamente puede ser más con un buen mantenimiento o buena utilización, lo que le genera una gran oportunidad para su negocio.

“Lo que llega a pasar es que como todo, a la medida de que la tecnología va evolucionando, nosotros proponemos soluciones a nuestros clientes soluciones de modernización para actualizar los equipos ya sea tecnológica o mecánica para garantizar que funcionen óptimamente. Estas actualizaciones tecnológicas de los equipos son una tremenda oportunidad que pueden ser parciales o reemplazo completo de un equipo”, dice.

Con la operación de su TOC en México, la compañía ha dado un paso hacia el futuro, dice Kops. “Hemos hecho una inversión superior a un millón de pesos en promedio y esto está conectado con toda la infraestructura a nivel global. Lo que tenemos en México lo tenemos replicado en varios países alrededor del mundo, tenemos en Alemania, Brasil, China”.

Esto es el comienzo de una etapa futurista dentro de esta industria y México es piedra angular para este tipo de estructuras y desarrollos. Es una evolución como señala Felipe Kops.

“Lo que vamos a poder construir es una plataforma de soluciones. No solo estamos llevando el elevador a la red al internet o al internet de las cosas, esto también nos va a proporcionar a traer internet en el elevador. Más allá de todo el tema de operaciones técnicas para garantizar la seguridad, traer eficiencias, etc.

Es un coqueteo a la siguiente generación de elevadores, escaleras eléctricas, rampas y plataformas como las que existen en estructuras, aeropuertos, condominios, corporativos, entre otros espacios.

La empresa vislumbra que esta tendencia también permitirá voltear a la tecnología como su aliada y como parte de un ecosistema.

“Nuestras nuevas líneas de producto que ya estamos trayendo, van a traer dispositivos como pantallas de comunicación interactivas dentro del elevador, tener conectividad de comunicación de manera más fluida, dar a los propios edificios la posibilidad de que puedan comunicarse con los usuarios de los elevadores. Nos abre muchas puertas para insistir en el camino más de la ficción en donde yo creo que no va a ser tan ficción donde entremos al elevador y nos diga buenos días y nos diga el día, fecha, clima, hora, ese  es el camino que nosotros creemos y es el paso inicial que vemos en un sentido operativo pero que va a traer la conectividad a la industria en general”, señala.

 

Siguientes artículos

Estados Unidos arranca investigación de Autopilot de Tesla tras numerosos accidentes
¿Puede Tesla mantener su actual impulso alcista?
Por

¿Es sostenible esta subida de Tesla? Sin duda es difícil predecir el próximo movimiento de las acciones, que a menudo se...