Apenas hace 20 años el mundo comenzó a navegar en Internet. Ella fue parte fundamental del nacimiento del primer navegador, protagonista de la guerra que desató Microsoft para dominar este mercado; se convirtió en la líder de la resistencia a que unas pocas empresas controlen las ideas y anulen la disrupción.

 

 

Mitchell Baker dice que ella viene del tiempo antes del tiempo; dice que eso significa que es de esa época, cuando era difícil hablar de Internet. Ella es la madre, el personaje femenino que forma parte de la historia de este descubrimiento que ha cambiado al mundo como lo conocíamos, rápida y radicalmente.

PUBLICIDAD

Internet ha estado presente desde hace muchos años, pero de una forma que era difícil de utilizar para la mayoría de nosotros, pues respondía a un lenguaje que estaba más cercano a las máquinas.

Esa cosa que llamamos web comenzó a desarrollarse en 1990, cuando estudiantes estadounidenses comenzaron a diseñar una interfaz gráfica. Entonces uno podía interactuar con información, de una forma más humana; eso se llamó browser, o navegador. El primer web browser comercial surgió en 1994 y se llamó Navigator.

Los libros de historia contarán que el 13 de octubre de 1994 Netscape anunció que lanzaría Navigator y que las versiones beta se podrían descargar a partir de noviembre.

Apenas hace 20 años el mundo comenzó a navegar en Internet.

[youtube id=”xjnT_Ia0kj0″ width=”620″ height=”360″]

El boom de Internet

Mitchell Baker recuerda que la tecnología era muy fácil de leer, básicamente era copia y pega; sí, copiabas y pegabas, y eso bastaba para que tuvieras tu propia página web. “Eso ayudó a esparcir la tecnología entre la gente. Podías entender las cosas, podías aprender tú mismo, podías aprender”, dice en entrevista. “Para 1995 la web había explotado.”

Baker explica que cinco meses después de que los humanos comenzaron a navegar en la red y crear sus páginas, decenas de revistas en Estados Unidos te enseñaban a crear más contenidos para la web.

Los libros de historia dirán que Netscape Communications, fundada por Marc Andreessen y Jim Clark, tenía 90% del mercado de los navegadores en 1995 y tenía lista su oferta pública inicial de acciones. Fue una de las empresas que comenzó a capitalizar el boom de Internet. Sus títulos valían más de 75 dólares durante su primer día de operaciones.

“Netscape vivió un gran momento por un tiempo y luego Microsoft se apareció”, lamenta Mitchell Baker.

La empresa de Bill Gates, recuerda Baker, tenía un gran catálogo de productos que vendía a escala global, muy pensados para satisfacer las necesidades humanas, como Windows y Word. “Microsoft tenía la capacidad de ser muy ágil”, dice Baker. Y recuerda que Bill Gates lanzó el famoso memo en el que habla de aprovechar la era de Internet, algo que consiguió rápidamente.

Éste es un fragmento del “famoso memo” de Bill Gates al que se refiere Mitchell Baker, The Internet Tidal Wave, un documento compartido el 26 de mayo de 1995:

“En los próximos 20 años, la mejora en la potencia de las computadoras será superada por las mejoras exponenciales en las redes de comunicaciones. La combinación de estos elementos tendrá un impacto fundamental en el trabajo, el aprendizaje y el juego. Los grandes productos de software serán cruciales para la entrega de los beneficios de estos avances. Tanto la variedad y el volumen del software aumentarán.

“La mayoría de los usuarios de las comunicaciones aún no han visto el precio de las comunicaciones bajar significativamente. Cable y redes de teléfono siguen depreciando las redes construidas con la tecnología antigua. Monopolios de servicio universal y la participación del gobierno en todo el mundo han mantenido los costos de comunicaciones altos. Las redes privadas e Internet, que se construyen con el equipo más sofisticado, han sido los principales beneficiarios de la tecnología de comunicaciones mejorada.

“La PC recién ahora está empezando a crear una demanda adicional que impulsará una nueva ola de inversiones. Una combinación de un mayor acceso a Internet, ISDN, nuevas redes de banda ancha justificados por las aplicaciones basadas en video e interconexiones entre cada uno de ellos traerá la comunicación de bajo costo para la mayoría de las empresas y los hogares en la próxima década.

Internet está a la vanguardia de todo esto y los desarrollos en Internet en los próximos años marcarán el rumbo de nuestra industria durante mucho tiempo por venir. Tal vez usted ya ha visto memos míos o de otros aquí acerca de la importancia de Internet. He pasado por varias etapas, aumentando mis puntos de vista sobre su importancia. Ahora cedo a Internet el más alto nivel de importancia.

“En esta nota quiero dejar claro que nuestro enfoque en el Internet es crucial para cada parte de nuestro negocio. Internet es el desarrollo más importante que viene desde la PC de IBM que fue introducida en 1981 y es aún más importante que la llegada de la interfaz gráfica de usuario. La analogía PC es apta por muchas razones. La PC no era perfecta. Aspectos de la PC fueron arbitrarios o incluso pobres. Sin embargo, un fenómeno creció alrededor de la PC de IBM que lo convirtió en un elemento clave de todo lo que iba a pasar en los próximos 15 años. Las empresas que trataban de luchar contra el estándar de PC a menudo tenían buenas razones para hacerlo, pero no pudieron porque los fenómenos superaron las debilidades que los que resistían identificaron”: Bill Gates.

Internet Explorer comenzó a incluirse en Windows 95 y las actualizaciones del browser se ofrecían gratis. Incluía todas las cosas que te ofrecía el Navigator. Poco a poco, Netscape perdió terreno, hasta perder la guerra de los navegadores y casi desaparecer de la mente de los usuarios de Internet contemporáneos.

“En parte porque hacían un buen producto, IE 3 era un buen producto, y luego tenían otras actividades, algunas de las cuales eran buenas prácticas de negocios y otras eran ilegales, pero combinadas eso fue efectivo”, dice Mitchell Baker.

 

El mundo que cambió con Internet

La red, Internet o la web, dice Mitchell Baker, causa cambios masivos; disrupciones, muchas veces. Hay organizaciones que, obviamente, responden. Algunas veces compitiendo; otras, tratando de proteger el statu quo, bajo el argumento de que protegen trabajos, crecimiento económico, y por eso les resulta fácil ir a los cuerpos reguladores y explicar porqué se debe anular lo nuevo para mantener el orden. Ése es otro de los riesgos que combate Mitchell.

Habla del control del gobierno y le preguntamos qué cambios observa en el mundo después de Edward Snowden. De entrada, Mitchell percibe una gran preocupación en Europa por la protección de datos. Principalmente, la forma de almacenar la información, crece el interés de tener todos los servidores en territorio propio para evitar la intromisión de Estados Unidos en sus asuntos. “Quieren todo fuera de Estados Unidos, yo entiendo eso, pero a la larga eso será difícil de hacer y no muy efectivo.”

Por su parte, las empresas estadounidenses de Silicon Valley están muy molestas por lo que se reveló. “En el valle están furiosos; diría que rabiosos. Eso es porque nuestro gobierno está enfrascado en actividades que sorprenden y van más allá de lo que sospechábamos.”

Hoy, recuerda, todas esas empresas están tratando de incrementar la seguridad de sus productos. Muchas compañías de tecnología, aclara Baker, están tratando de explicarle al gobierno el golpe de estas políticas.

Apenas hace 20 años el mundo comenzó a navegar en Internet. “Tratamos de construir productos y alternativas”, reitera Mitchell Baker, a dos décadas de lucha ininterrumpida. “Es un reto, pero cualquiera que se preocupe por estas cosas buscará alternativas.”

Dice que es necesario enseñarle a las comunidades las habilidades para desarrollar tecnología, para que sean libres. “Los ciudadanos deben estar comprometidos e involucrados con la creación de tecnología”, sugiere.

 

─¿Qué la mantiene en Mozilla? Usted pudo ser una gran billonaria, la billonaria del siglo, capitalizando todo su conocimiento.

─[Mitchell medita tres segundos, suelta aire buscando respuestas] Bueno, dos cosas: Una es la visión de la red, la vida en línea, cómo se ve. Es ese Big Brother que asusta, que siempre me controla, no sé qué decir. Quiero vivir en un mundo en el que todavía soy libre, porque sigo siendo yo. No quiero un mundo en el que yo gasto más que tú, o porque un gobierno crea que soy importante, sino porque soy un ser humano. No me he dado por vencida. Y en segundo lugar, por la gente, la gente de Mozilla es excepcional, tenemos un equipo excelente, nuestras comunidades son algo grande. Eso es gratificante.

you_tube_internet1

 

Siguientes artículos

Empresas mexicanas, a la conquista de Colombia
Por

Colombia despega / Segunda parte: La mirada del gobierno colombiano se encuentra puesta en México para seducir a sus inv...