Aunque la información respecto al perfil de las empresas que fueron contratadas para la construcción de la primera fase del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es poco precisa, una investigación del Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER, por sus siglas en inglés) reveló los principales beneficiados de esta obra.

Bernardo Quintana Isaac, Carlos Slim, Carlos Hank Rhon, Hipolito Gerard Rivero y Olegario Vázquez Raña, son los dueños de las empresas que han obtenido 51% de los contratos para la edificación de la obra más ambiciosa del sexenio, de acuerdo con  la investigación Torre de Control elaborada por este grupo enfocado en fomentar la transparencia en empresas de América Latina.

A través de un mapeo de 552 relaciones empresariales –toda vez que el NAIM no detalla información respecto a las empresas que ganan los contratos-, la investigación apuntó a estos cinco empresarios como los principales beneficiados de la construcción.

Te interesaObras públicas, costosas y nunca terminan a tiempo: México Evalúa

PUBLICIDAD

ICA, la empresa de Quintana Isaac, ha obtenido contratos por más de 24,720 millones de pesos (mdp); grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, le fueron asignados contratos por 21,250 mdp; y Grupo Hermes, de Carlos Hank Rhon, se le concedieron contratos por 12,449 por más de mdp.

Constructora y Edificadora GIA+A, de Gerard Rivero, obtuvo contratos hasta por 10,37 mdp; y, según la PODER, Grupo Empresarial Ángeles (GEA), de Vázquez Raña, le fueron atribuidos contrataciones por más de 10,372 mdp.

GEA hizo llegar a Forbes México un comunicado en el que asegura que ninguna de sus subsidiarias participa en el NAIM. No obstante, Prodemex -que sí participa en las obras- es propiedad de Olegario Vázquez Aldir (hijo de Vázquez Raña), director general de GEA.

Para la realización del megaproyecto se han contratado 155,732 mdp a través de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.

Del monto total contratado 78% se concentra en 15 contratos enfocados en la edificación del edificio terminal, las pistas, gerencia, arquitecto maestro, limpieza de terrenos, barda perimetral, torre de control, supervisión técnica, subestaciones eléctricas, proyecto ejecutivo, seguridad de la obra, pilotes para torre de control y subcontratación de personas técnico y administrativo.

De los 536 contratos realizados, 70% se han adjudicado sin concurso, bajo ninguna justificación, advierte la investigación de PODER.

Para poder acceder a todos los contratos que conforman el proyecto del NAIM, la organización consultó Compranet, se elaboraron solicitudes de Acceso a la Información vía la Plataforma Nacional de Transparencia y la página de datos del Gobierno Federal.

Popular:

Estos son los 25 mejores lugares para trabajar en el mundo

 

Siguientes artículos

A Nemak no le preocupa el capítulo automotriz del T-MEC
Por

“Nemak ya supera el umbral de contenido de valor regional para los principales componentes de autos", comentó Eduardo Es...