Elon Musk y su empresa aeroespacial SpaceX podrían ser un obstáculo más para el presidente Donald Trump y sus planes de construir un muro entre Estados Unidos y México.

Y es que la futura plataforma de lanzamiento de SpaceX en Brosville, Texas, quedaría en el área contemplada para el proyecto estandarte del mandatario.

Musk es uno de los cientos de propietarios privados en Texas que serían afectados por el muro. De acuerdo con una investigación de USA Today, esta área fronteriza incluye casi 5,000 parcelas de propiedad privada, lo que podría provocar una batalla jurídica entre el gobierno estadounidense y los propietarios.

Instalaciones de SpaceX en el sur de Texas. Foto Wikipedia.

La obra inaugurada en 2014 recibió una inversión de 15.3 mdd del gobierno texano, en ese entonces encabezado por Rick Perry, el actual secretario de Energía de Donald Trump.

PUBLICIDAD

El puerto espacial operará con fines comerciales, a diferencia de otros sitios de uso militar como Cabo Cañaveral y Cabo Vandenberg en Florida. Anteriormente Musk ha expresado la importancia de esta plataforma para el futuro de la exploración espacial.

Con información del New York Times y Texas Tribune.

 

Siguientes artículos

Votación del Brexit en Parlamento será antes del 21 de enero
Por

El Parlamento británico retomará su actividad tras un receso por Navidad el 7 de enero.