Una jueza ordenó que le fueran embargados cerca de 9.3 millones de euros (mde) a la empresa Europa Scar Sport, propiedad Raúl González Blanco ex jugador del club de futbol Real Madrid, derivado de una inversión fallida en energías renovables en 2008.

De acuerdo con el reporte del diario El Mundo, la empresa administrada por la madre del ex delantero merengue, María Luisa Blanco, deberá pagar a la firma Aurantia dicha cantidad en concepto de intereses y costes, luego de que el pasado 6 de octubre la jueza Carmen Pérez ratificara el fallo que el mismo juzgado resolvió en febrero de este año.

El caso se remonta a 2008, cuando la empresa de González Blanco se asoció con Aurantia para adquirir el 20% del capital de la firma Cadmos Energías Renovables, con el objetivo de montar una fábrica de paneles solares en Cádiz.

Para ello, la compañía energética solicitó en 2009 un crédito de 35 mde al banco Credit Suisse, el cual contó con el compromiso de todos los socios para devolverlo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: La fábrica de futbolistas que ‘produce’ jugadores de exportación

Sin embargo, señaló el rotativo, el proyecto por la sociedad usada para lanzar la fábrica fracasó y la Junta de Andalucía exigió la devolución de las subvenciones, y la entidad financiera la del préstamo.

El fallo de la titular del juzgado de primera instancia número 21 de Madrid obliga a Europa Scar Sport a pagar a Aurantia más de 7.17 mde más otros 2.15 en concepto de intereses y costos. No obstante, la defensa de la firma del ex futbolista presentó un recurso contra la ejecución del embargo al informar de que la compañía se acogió a concurso de acreedores el pasado 13 de junio.

De acuerdo con la publicación, el pasado 20 de octubre el juez titular del juzgado le dio Europa Scar Sport un plazo de cinco días para que presente una copia de la solicitud del concurso para acordar la suspensión del embargo, la cual sí consta en un juzgado mercantil.

Europa Scar Sport, creada a mediados de los 90, reconoció en 2014 que tenía una deuda superior al valor de sus activos, y antes ese desequilibrio económico González Blanco, hoy embajador de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en Estados Unidos, decidió disolver la compañía.

De acuerdo con la prensa española, durante los años de éxitos futbolísticos del ex delantero merengue, esta empresa llegó a tener fondos propios de 25 mde y un balance de 49 mde ganados en el terreno de juego.

Te recomendamos: El “fracasado” futbolista mexicano que creó una “fábrica de deportistas”

 

Siguientes artículos

iPod, la caja mágica de Apple cumple 15 años
Por

En 2001 nadie pensaba que Steve Jobs pudiera hacer negocio con un extraño dispositivo, mismo que revolucionó la forma de...