Fiscales encargados de investigar al heredero de la compañía tecnológica Samsung, Lee Jae-Yong han pedido su detención bajo cargos de soborno.

El llamamiento de un fiscal para la detención de Jay Y. Lee, el vicepresidente de Samsung y el único hijo del presidente incapacitado de Samsung, Lee Kun-hee, trae un nuevo escrutinio a los profundos lazos entre altos funcionarios del gobierno y de corporaciones que dominan la economía de Corea del Sur, destaca el New York Times.

El Sr. Lee es acusado de instruir a las filiales de Samsung para hacer pagos a funcionarios a cambio de la ayuda de la presidenta de aquel país Park Geun-hye.

Lee también Vicepresidente de Samsung involucrado en posible tráfico de influencias

PUBLICIDAD

El fiscal especial, Park Young-soo, dijo que el dinero representaba sobornos de Samsung, agregando que el Sr. Lee malversó parte de él de sus compañías. Señaló que ya ha pedido a un tribunal de Seúl que emita una orden de arresto contra el Sr. Lee, “Por lo general, toma unos días para que un tribunal decida si conceder tal orden”.

Aunque Samsung ha sido investigado sobre acusaciones de corrupción, ni Lee ni su padre han pasado tiempo en la cárcel. El señor Lee fue condenado por soborno en 1996, y de evasión en 2009, pero en cada caso no fue arrestado y sus penas de prisión fueron suspendidas. Cada vez, su antecedente criminal fue borrado más adelante en indultos presidenciales, y enseguida volvió a la dirección de Samsung.

En un comunicado emitido por la tecnológica negó cualquier soborno o hizo “peticiones inapropiadas relacionadas con la fusión de afiliados de Samsung o la transición de liderazgo”, detalla el New York Times.

 

Siguientes artículos

Piensa como estratega, no como operador
Por

“La estrategia sin táctica es la ruta más lenta para la victoria. La táctica sin estrategia es el ruido antes de la derr...