Durante el Informe de Gobierno Primeros 100 Días, Andrés Manuel López Obrador informó que, de acuerdo con datos del Seguro Social, se han creado 220,628 empleos y la recuperación del poder adquisitivo del salario había estado mejorando.

El mandatario omitió especificar al mes o periodo en el que se habían creado estos más de 220,000 puestos de trabajo.

Sin embargo, la creación neta de empleos en lo que va del sexenio de AMLO arroja cifras negativas. Si se hace una comparación del total de empleos urbanos, de campo, eventuales y permanentes registrados en noviembre de 2018, antes de que entrará en funciones el gobierno de López Obrador, con los registrados en febrero de este año se observa que el número de plazas formales de trabajo incluso disminuyó.

En noviembre del año pasado se registraron 20,457,926 empleos urbanos, de campo, eventuales y permanentes en tanto que en febrero de este año se registraron 20,299,993, lo que implica una diferencia de 157,933 empleos menos.

También lee: Se crearán 400,000 empleos en el primer semestre de AMLO: Manpower

La cifra de creación de empleos mencionada por López Obrador es el resultado de la suma de los empleos que se generaron de diciembre del año pasado a febrero de 2019. Es decir, en diciembre había un registro de 20,079,365 empleos y en febrero 20,299,993.

Además, la cifra de empleos formales en febrero de este año es 23.3% menor que en febrero de 2018 cuando había registrados 20,338,322 empleos formales.

El tema laboral, será uno de los principales retos de AMLO, no sólo para aumentar el número de plazas formales sino para atender la pobreza laboral que se extendió durante la administración de Enrique Peña Nieto.

Lee: López Obrador descarta ‘asomo’ de recesión para la economía del país

De los 3.9 millones que consiguieron un trabajo formal entre 2012 y septiembre de 2018, tres cuartas partes se contrataron por un sueldo de 3,842 pesos mensuales, según datos del IMSS.

En ese sentido, el incremento al salario mínimo por encima del costo de la canasta básica fue calificado como una acción muy positiva por parte del organismo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

“La política anterior de la contención salarial hacia que se crearan empleos que empobrecían a la gente lo cual es una contradicción. Es el primer paso de recuperación salarial, el primer paso para no estar en violación fragante de la constitución, como llegar a lo que plantea la constitución, requiere un plan para hacerlo gradual para continuar con el aumento salarial”, apunta Rogelio Gómez, coordinador de este organismo.

Desde el 1 de enero el salario mínimo es de 102.68 pesos diarios, lo que que representa un aumento de 14.32 pesos respecto del nivel previo.

Además del aumento salarial resulta necesario integrar una política laboral que atienda el acceso a seguridad social de los trabajadores.

“Los datos muestran que si bien, muchos de los trabajadores trabajan por su cuenta sí hay por lo menos siete millones de trabajadores en empresas formales y un millón en el gobierno, que están contratados sin seguridad social. Entonces se debe generar una política laboral que cumpla con la ley, incluso para las personas que están contratadas de manera eventual”, apunta.

 

Siguientes artículos

FMI aprueba préstamo de 4,200 mdd a Ecuador
Por

El acuerdo con el FMI le abrió las puertas al gobierno ecuatoriano para recibir unos 6,000 mdd adicionales provenientes...