Por Hugo Gómez*

En todas las industrias y organizaciones, los trabajadores están desarrollando nuevas habilidades y experiencias tecnológicas, convirtiéndose en fuerzas laborales “human+”, donde el conocimiento y habilidades de cada individuo se empoderan con un nuevo conjunto de capacidades brindadas por las últimas tecnologías.

Pero al mismo tiempo que la línea entre los empleados y tecnología se difumina, una nueva división digital aparece entre las fuerzas laborales que se adaptan e incorporan estas capacidades para dar valor a las empresas, y las compañías que siguen operando bajo los esquemas de fuerzas laborales tradicionales. Las empresas líderes están esforzándose por cerrar esa brecha mediante inversiones en capacitaciones al adaptar nuevas estrategias tecnológicas que los trabajadores están explorando.

De acuerdo con el reporte “Technology Vision 2019”, el 78% de los ejecutivos de negocios y tecnologías de información entrevistados coinciden en que al incrementar la agilidad de los empleados se ha aumentado la necesidad de capacitación en sus empresas. En cada industria está cambiado la manera de trabajo y la clave está en entender a la nueva fuerza laboral y sus necesidades para potencializar el crecimiento de la empresa. Las compañías buscan innovar y posicionarse en más áreas del mercado, y para esto deben crear nuevos trabajos y roles inmersivos en tecnología, al mismo tiempo que convertir los roles actuales en “human+” para diferenciarse en el futuro de los negocios.

Mientras la innovación tecnológica crece, también las oportunidades para los trabajadores, con un amplio panorama de nuevas carreras por explorar que las empresas actuales no han visualizado, pero que las líderes del futuro deberán identificar, administrar y apoyar para adquirir nuevos talentos con capacidades “human+”. Las actuales estrategias de búsqueda de talento no van a la par con la transformación digital que las compañías quieren lograr, donde las capacitaciones en habilidades tecnológicas se convierten en una necesidad primordial para enfrentar los retos que el futuro trae.

El 43% de los entrevistados reportan que más del 60% de su fuerza laboral se moverá a nuevos roles en los próximos tres años, por lo que requieren capacitación dentro de su empresa debido al impacto de la tecnología. Las carreras profesionales “human+” son un reto que hace cada vez más difícil que las compañías integren nuevas habilidades en su fuerza laboral mediante el tradicional sistema de contratación, por lo que actualmente las empresas están redefiniendo la manera en que contratan, utilizando la tecnología para evaluar candidatos, basándose en su potencial y habilidades, un enfoque que va más alineado al trabajador “human+”.

¿Cómo pueden las empresas empoderar a las fuerzas laborales? Inversiones en capacitaciones y aprendizajes preparará mejor a los trabajadores para los nuevos roles de trabajo que demanda la transformación digital. Al adoptar tecnologías como Inteligencia Artificial y realidad extendida en sus estrategias de negocio, su fuerza de trabajo puede prosperar y ser clave para el crecimiento de la empresa.

Convertirse en “human+” ha expandido las capacidades de las fuerzas laborales más allá de lo que las empresas se podían haber imaginado, convirtiéndose en uno de los más grandes retos. Esto implica visualizar una fuerza laboral en constante aprendizaje, evolución constante de sus habilidades y con una adaptabilidad más rápida a los nuevos roles y necesidades.

Las fuerzas laborales “human+” está abriendo un nuevo panorama de oportunidades donde tanto ellos como las empresas deberán trabajar de una manera ágil y eficiente, construyendo el camino para la siguiente gran ola de innovación.

*Líder del Centro de Tecnología Avanzada de Accenture México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Qué esperar del segundo semestre del gobierno
Por

Pareciera en una impresión de bote pronto, que la polarización social que se había generado y que estaba dejando activos...