El portal de recetas de cocina por internet Kiwilimón cuenta con más de 880,000 usuarias al mes y espera expandir su negocio a través del lanzamiento de una app, así como su entrada al comercio electrónico.

 

Dicen que a un hombre se le conquista por el estómago. Deborah Dana y Lorenza Ávila no saben si la frase sea cierta, pero sí pueden afirmar que una receta de cocina puede conquistar un buen negocio.

“A ambas nos encanta cocinar, pero tuvimos la experiencia de casarnos y no saber nada de cocina, entonces las dos aprendimos con páginas de internet y queríamos compartirle esa misma experiencia a las usuarias”, dice Deborah.

PUBLICIDAD

En 2009, las dos amigas decidieron reunir sus ahorros y establecer una red social en donde las usuarias mexicanas compartieran sus recetas por el ciberespacio, un terreno en aquél momento poco explorado en el país. Fue así como nació Kiwilimón.

Actualmente, está página por internet recibe 880,000 usuarios al mes, hecho que ha despertado el apetito de grandes empresas que hoy buscan anunciarse entre más de 6,000 recetas que almacena el portal.

Pero las fundadoras de Kiwilimón creen que su emprendimiento puede llegar más lejos. El lanzamiento de su propia aplicación para móviles y su ingreso en el corto plazo al comercio electrónico son los ingredientes que le ponen sabor a su receta de negocio.

 

La receta

La idea de establecer un negocio siempre estuvo presente en la mente de Deborah Dana. Fue así que sus ánimos de aprender más del ámbito de los negocios la llevaron a trabajar en la empresa Procter & Gamble en 2004. Ahí fue en donde conoció a su amiga Lorenza.

Sin embargo, las dos jóvenes se separaron para emprender diversas aventuras de estudio fuera del país.

Fue hasta 2009 cuando Dana y Ávila se volvieron a reunir. Las dos tenían dos factores en común para ese momento: eran dos recién casadas que buscaban una forma de aprender a cocinar.

De este modo, las dos decidieron acudir al internet para resolver sus dudas en las artes culinarias y un panorama las sorprendería: “Tú buscabas una receta de cocina y casi siempre te mandaba o a un sitio de España, en donde la receta era algo más masivo o, si encontrabas portales mexicanos eran de muy baja calidad y no había ninguno en donde te invitaran a compartir tus recetas”, recuerda Deborah.

Frente a la oportunidad descubierta las dos no dudaron ni un segundo en emprender un negocio que consistiría en la operación de una página por internet en la que las usuarias compartieran sus propias recetas de cocina, en donde la forma de obtener ganancias se basaría en la publicidad.

Pero la aventura no era sencilla. Sabían que la oferta de recetas no llegaría de inmediato por parte de las usuarias, por lo que tomaron la determinación de acudir a las recetas de cocina de sus abuelas y tías.

Con una oferta de 1,000 recetas y una inversión inicial de 40,000 dólares, en diciembre de 2009, nació Kiwilimón.com. Y aunque al principio fue un proyecto al que las dos emprendedoras sólo destinaban la mitad de su tiempo, la demanda en la red las hizo dejar sus trabajos y dedicarse de lleno a la apuesta por internet.

Sin embargo, conseguir anunciantes fue otro reto que tuvieron que superar las dos emprendedoras, ya que las empresas no confiaban del todo en las bondades de Kiwilimón.

Acudieron con cadenas de supermercados, como Walmart, pero en primera instancia no tuvieron el éxito que buscaban, sólo se trataba de esperar.

Para 2011, una llamada telefónica encendió las esperanzas de crecer para las dos emprendedoras. Del otro lado de la línea se encontraba la gente de Walmart México, está vez quería ser su cliente.

“Fue una de esas llamadas inesperadas, pero cambió el negocio, fue un catalizador”, recuerda emocionada Deborah.

A partir de aquél instante la historia de Kiwilimón comenzó a acelerarse. El 11 de julio de 2012, cuando la empresa recibió inversiones de fondos como México Ventures I, fondo gestionado por Sun Montain Capital y la Corporación Mexicana de Capital Privado,  así como el fondo Gerbera Capital.

“No fuimos a pedir fondos ni dinero hasta que llegamos a tener un portal arriba que ya estaba probado y que tenía usuarios únicos”, recuerda Dana.

 

Nuevos ingredientes

Hoy, la empresa ha madurado lo suficiente y se ha convertido en un espacio que concentra a una gran variedad de anunciantes, entre los que se encuentran Kimberly Clark, General Motors, Unilever, Procter & Gamble  y Universal Pictures, por mencionar sólo algunos.

Asimismo, cuenta con más de 83,403 fans en Facebook y 158,000 seguidores en Twitter, mientras esperan que a finales de este año Kiwilimón alcancé un millón 200,000 usuarios únicos.

Y para reforzar esta apuesta en los negocios, la empresa lanzó hace un mes su aplicación móvil para iPhone, la cual se ha colocado como la app número uno en descargas en la App Store dentro de la categoría ‘Food and Drink’ en México y otros países de habla hispana, con un total de más de 22,000 descargas a la fecha.

Pero los proyectos no terminan para Lorenza y Deborah, ya que se encuentran en pláticas con sus anunciantes para llevar su propuesta a otros países, como es el caso de Estados Unidos, así como la proyección de una plataforma de ventas por internet enfocada a las amas de casa mexicanas.

A casi 4 años de haber fundado Kiwilimón, Deborah cree que la empresa tiene más potencial: “Me gustaría que Kiwilimón se vuelva la imagen y la respuesta para todas las dudas de las amas de casa en México, y hoy en somos recetas en internet, pero el día de mañana podemos ser todo lo que tiene que ver con amas de casa en televisión, en productos, en tiendas. Lorenza y yo vemos que al final podemos llevar a esta marca más lejos”.

 

Foto: Kiwilimón

 

Siguientes artículos

Los retos en las reformas que podrían salvar a México
Por

La reforma energética ofrece más oportunidades para aumentar el crecimiento del país que la fiscal. Sin embargo, su disc...