Foodology, la cadena de restaurantes virtuales y cocinas ocultas cofundada por los colombianos Daniela Izquierdo y Juan Guillermo Azuero, levantó 15 millones en una ronda de inversión en Serie A, que eleva el total recaudado desde sus orígenes a más de US$20 millones.

Esta nueva inyección de capital ha sido liderada Andreessen Horowitz (A16Z) y Base Partners, con la participación de ángeles inversionistas como el presidente de Instacart, Nilam Ganenthiran; el CEO de Kavak, Carlos García; el CEO de Ualá, Pierpaolo Barbieri; el ex presidente de Burger King, Dick Boyce, y el CEO de Merama, Sujay Tyle.

Inversionistas previos como Kayyak Ventures y Jaguar Ventures también hicieron parte de la ronda.

“Cuando a alguien le toca invertir miles de millones para montar un nuevo restaurante, con todo lo que implica, se puede quebrar por cualquier razón”, dijo en una entrevista con Forbes la cofundadora de Foodology Daniela Izquierdo. “Al ser los nuestros restaurantes virtuales, podemos montar y desmontar quitando ese riesgo de la industria”.

El riesgo asociado a posicionar un nuevo restaurante lo reducen al no tener que gastar en adecuaciones para recibir clientes y aprovechando la escalabilidad que otorgan las plataformas digitales para llegar a un gran número de usuarios, operando desde cocinas ocultas.

“A medida que el mercado de Latinoamérica adopta cada vez más plataformas y servicios digitales, existe una gran oportunidad para que las nuevas empresas definan el papel que la tecnología jugará en la transformación de cada sector de consumo”, expresó a través de un comunicado Jeff Jordan, socio gerente de Andreessen Horowitz.

“Foodology está haciendo precisamente eso para el sector foodtech de Latinoamérica. Estamos muy contentos de asociarnos con Daniela, Juan y el equipo de Foodology mientras escalan rápidamente a nuevos y diversos mercados en toda la región”, complementó Jordan.

Desde Colombia, la compañía se ha expandido a México y pretende entrar en los mercados de Brasil y Perú. 

“Nos consideramos un laboratorio de marcas”, comentó el cofundador de Foodology, Juan Guillermo Azuero. “Nosotros queremos que el consumidor se enamore y tenga una conexión emocional con cada marca. Por eso hay un proceso de creación basado en datos y en testeo”.

Ellos, que se conocieron estudiando el MBA de Harvard, han encontrado un balance de opiniones en el que Daniela se responsabiliza de las operaciones y Juan Guillermo del crecimiento y el marketing.

Algunas de las siete marcas que han puesto en marcha son Brunch & Much, de desayunos; Avocalia, de ensaladas y The Crunch, de pizza.

En sus inicios, Daniela y Juan, se ganaron con esta idea de negocio la New Venture Competition de la escuela de negocios de la Universidad de Harvard.

A cada ciudad a donde llegan instalan un centro de producción donde se hacen el 70% de los procesos de cocina. En estos espacios se producen toneladas de arroz y se prepara la granola. Todo eso se va a las cocinas ocultas donde se hace el 30% del proceso restante, con lo que ganan agilidad para hacer las entregas.

Aunque comparten cocina, cada restaurante tiene vida propia en plataformas de domicilios como Rappi, Didi Food y iFood, así como en Whatsapp, donde reciben pedidos directos. Así han completado más de 1 millón de órdenes en 26 cocinas ocultas, que equivalen a como si hubieran construido 125 restaurantes.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

A las cocinas que tienen en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga, se han unido las de Ciudad de México, donde han registrado crecimientos por encima de 80% mes a mes. Tienen todo listo para arrancar operaciones en Monterrey y en Lima (Perú), mientras que en ciudades más pequeñas como Ibagué y Pereira, han desarrollado franquicias digitales con las que no se encargan directamente de la operación, pero obtienen ingresos adicionales.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Jiména Morodio
De esta forma Osos Fredo apoyará a 5,000 niños con enfermedades
Por

Osos Fredo pretende vender 10,000 ositos de tela en dos meses para destinar hasta el 50% de su ganancia en apoyar a 5,00...

También te puede interesar