Momentum Project es una iniciativa de BBVA que ofrece desde hace tres años asesoría y financiamiento a los emprendedores sociales

 

Un día Cristóbal Colón, psiquiatra de 50 años de edad, harto de no lograr el impacto social con la labor que realizó por más de 25 años con enfermos mentales en centros comunitarios, en España,  decidió solicitar un crédito para establecer una empresa.

El personaje homónimo del famoso descubridor de América acudió frente al gerente de la sucursal bancaria para presentar su idea de negocio: crear una empresa en donde los pacientes psiquiátricos fabricarán yogurt y lácteos capaces de competir con Danone. En ese momento lo tacharon de loco.

PUBLICIDAD

Hoy, es el fundador de La Fageda, compañía que factura más de 12 millones de euros anualmente y que emplea a más de 300 personas en territorio español.

A cuatro años de distancia de haberse suscitado esta anécdota, Antoni Ballabriga, Director de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA, recuerda la historia del emprendedor que inspiró el nacimiento de Momentum Project, una iniciativa del banco que ofrece desde hace tres años asesoría y financiamiento a los emprendedores sociales.

“Vemos cómo de un proyecto social se convierte en una oportunidad de negocio sostenible”, dice el directivo.

Ayer, Bancomer presentó a los 10 emprendedores finalistas de la primera emisión del proyecto de financiamiento en México, en el marco del ‘Social Investment Day’ celebrado en el Distrito Federal.

Para “BBVA México es una de sus principales geografías y el hecho de se den muchos proyectos de emprendedores jóvenes nos ha animado a decidir por Bancomer para ser el siguiente paso de Momentum Project”, dice en entrevista Lidia del Pozo, directora de programas sociales de BBVA.

Después de cuatro meses de haberse lanzado la convocatoria, y de 112 proyectos que fueron recibidos, la viabilidad y su potencial de crecimiento colocó a estos emprendedores sociales entre los finalistas.

Hasta el momento, a nivel mundial se han postulado 143 proyectos, de los cuales 30 se han beneficiado alrededor de 4.3 millones de euros.

Para México, los financiamientos a los que pueden acceder los 10 emprendedores suman 150 millones de pesos (mdp), los cuales pueden ser distribuidos en un máximo de 15 mdp por proyecto.

En julio próximo, la convocatoria de Momentum Project será presentada en Perú, en donde nuevos emprendedores saltarán a la vista de BBVA para ser analizados como sujetos de financiamiento.

Antoni Ballabriga reconoce los tiempos de incertidumbre económica y asigna un lugar especial a los nuevos empresarios mexicanos  que mira a su lado: “Hoy más que nunca, es necesario darle visibilidad a los emprendedores, porque yo creo que son los auténticos protagonistas que están levantando nuestros países, son héroes en la sombra”.

 

Te presentamos a continuación a los 10 emprendedores mexicanos que defienden la camiseta del compromiso social en un esquema de negocio:

1.   Amarantla: Empresa fundada por Felipe Hernández Galicia, en 1990, que se dedica a la producción de productos de amaranto que son distribuidos por Aires del Campo en tiendas de autoservicio, así como en tiendas de la cadena Nutrisa. Su aporte social se basa en la contratación de mujeres divorciadas y madres solteras.

2.   Café Ruta de la Seda: Restaurante fundado en 2008, el cual fue establecido por Yuni Legorburo con una oferta de alimentos orgánicos. Su aportación como emprendimiento social está dado por la compra de sus insumos a más de 30 organizaciones de agricultores.

3.   Casa para Ensamblar: Este emprendimiento nace en 2009 de la mano de Adolfo Anguiano, con el propósito de proporcionar un hogar “bueno, bonito y barato” a las familias mexicanas. Este emprendedor quiere ofrecer una opción digna para vivir a las personas de escasos recursos.

4.   Crea: Esta iniciativa es defendida por Leticia Jáuregui, quien desde 2008 busca generar proyectos empresariales entre las mujeres de comunidades marginadas. La asesoría empresarial es su principal aporte a la sociedad y su forma de generar recursos dentro de su modelo de negocio.

5.   ¡Échale a tu Casa!: Es una empresa social dedicada a la autoproducción y mejoramiento de vivienda asistida buscando ofrecer un hogar digno a las familias de menores recursos. Este proyecto es capitaneado por Francesco Piazzesi, quien ya ha construido casas en zonas marginadas del país.

6.   Los Danzantes: Javier Muñoz es el director general de esta empresa de mezcal asentada en Oaxaca, con un restaurante en el la ciudad de México, en donde el público puede conocer su producto. Su aporte social se encuentra en el apoyo a 20,000 familias productoras de la bebida espirituosa.

7.   Tienda del MAP: Tienda del MAP trabaja directamente con 1,037 productores artesanales dirigentes de talleres familiares y cooperativas en todo el país, cada uno de éstos representa a grupos que oscilan entre 5 y 250 artesanos en sus respectivas comunidades de origen. Su fundadora es Yulika Sáenz, quien ha logrado establecer tres sucursales.

8.   Ecole: Empresa asentada en Guadalajara, Jalisco, dedicada al reciclaje de desperdicios de la industria. Su apuesta se encuentra en llegar con su oferta a otros puntos de la República Mexicana. Su directora es Isis Osorno, quien apuesta al beneficio ecológico de la sociedad.

9.   Aprovechamientos Forestales: Héctor Andrés Anguiano quiere lograr con la venta de madera que la gente permanezca en sus comunidades de origen, y así evitar la emigración. Cerca de 4,800 personas se benefician alrededor de la cadena productiva.

10. Unidos: Es una empresa social que facilita el desarrollo de mejores seres humanos a través de programas de formación y sensibilización enfocados a empresas y escuelas, con una metodología experiencial que incide en hacer una sociedad empática y con apertura a la diversidad. Su representante es Mayté  Cárdenas Ortiz.

 

Siguientes artículos

¿Cómo Edward Snowden puso en apuros a Evo Morales?
Por

El incidente ocurrido con el avión del presidente boliviano en el aeropuerto de Viena, por las especulaciones de que abo...