Víctor y Aldo Uribe, los emprendedores guerrerenses detrás de la compañía de joyería Tumbiko, jamás imaginaron, a principios de 2020, que para la mitad de este año estarían dirigiendo el destino de su compañía confinados en su propia casa, tal y como pasa hoy.

Basicamente porque, al igual que sucedió con buena parte de la población del planeta, ambos tuvieron resguardarse dentro de las cuatro paredes de su hogar para evitar contagiarse del nuevo coronavirus y su enfermedad Covid-19, que desató una pandemia a lo largo y ancho del mundo.

El hecho cambió completamente sus planes. Y es que hasta antes de que la crisis sanitaria colapsara oficialmente al mundo, la compañía, que cerró el 2019 vendiendo 20,000 piezas de joyería en todo el país, un 40% más que el año anterior, tenía un plan ambicioso para poder potenciar aún más su crecimiento.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El eje principal de su estrategia para este año, además de incrementar sus ventas por medio de sus embajadores de marca, mujeres y hombres que comercializan directamente sus productos, y tener mayor presencia en distintos mercados de joyería de la geografía del país, consistía en conseguir incursionar en el mundo de los centros comerciales.

“Al inicio de este año teníamos la meta de incursionar en los centros comerciales, con un plan de islas de venta al cual le veíamos mucha posibilidad de desarrollarse, porque nos permitía presentar a otro mercado nuestros productos y generar nueva interacción con la gente”, explican en entrevista con Forbes México.

Sin embargo, justo cuando este plan empezaba a ver la luz, la pandemia comenzó, y hoy todo es diferente para los emprendedores mexicanos, quienes no sólo han tenido que explotar otros canales de venta, sino también idear nuevas rutas para mantener su negocio a flote.

Consulta aquí todas las ponencias del Foro Forbes Conecta

Salvavidas en línea

Su mejor aliado en esta pandemia ha sido internet, y, más específicamente, los canales de venta online que tiene hoy la compañía: Su plataforma propia de venta, además de los marketplaces de donde tienen presencia, como son el de la tienda departamental Liverpool, establecimientos a los que tenían también planeado entrar físicamente, y Amazon.

“Desde que empezó toda esta situación entendimos que nos teníamos que apalancar a la venta en línea para poder mantenernos, ya que nos quedamos en su momento sin ningún canal de venta en físico funcionando, por lo que cubrimos las necesidades que teníamos para que funcionaran de manera óptima y empezamos poco a poco salir adelante”, explica Aldo Uribe.

El emprendedor señala que este salvavidas de venta en línea le dio a la compañía la oportunidad de conseguir hasta un 50% del total de la facturación que obtuvieron en los marzo, abril y mayo del año pasado, lo que ayudó a la compañía a poder mantener a su plantilla de trabajadores.

“Hemos vendido estos meses en línea hasta ocho veces más de lo que comercializábamos anteriormente, el despliegue ha sido de verdad increíble, por lo que seguimos reforzando nuestras acciones para mejorar y tratar de que este número siga creciendo, ya analizamos también la posibilidad de tener presencia en otras tiendas digitales”, comentan.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

Toda esta situación ha hecho que los emprendedores consideren, inclusive, en dar un valor a futuro mucho mayor a las ventas en línea por sobre las ventas físicas, dado que esperan que la tendencia positiva de consumo vía comercio electrónico se mantenga posterior a la pandemia.

“Sabemos que las cosas van a cambiar aún después de que esto pase, la normalidad bajo la que vamos a vivir será distinta, y vamos a considerar todo esto hacia adelante también”, comenta Aldo Uribe.

Un pueblo lastimado

Pero las ventas del emprendimiento joyero de Víctor y Aldo no son lo único que ha sido golpeado dentro de su segmento por la crisis del global coronavirus, sino que, relatan los emprendedores, la situación ha sido aún más dura para los productores artesanos con los que trabajan en Taxco, Guerrero.

Y es que, cuentan, las restricciones de sana distancia y confinamiento en casa para la población productora, aunado a las pausas en la producción que han hecho por la caída en ventas otras empresas joyeras han afectado de una forma muy fuerte a todos aquellos que viven de la joyería en el histórico municipio platero.

“Bueno en el tema de la producción lo que ha sucedido con el pueblo (Taxco) ha sido muy triste, porque prácticamente se detuvo casi en su totalidad la producción joyera, uno de los principales estandartes económicos para el municipio junto al turismo, otra actividad económica que también se ha visto muy afectada por el coronavirus y que hoy apenas alcanza un 0.1% en ocupación hotelera”, expone Víctor Uribe.

Suscríbete al canal de Forbes México en YouTube

En particular, el emprendedor estima, de acuerdo con distintos sondeos que ha realizado entre los grupos artesanos, que la producción joyera ha caído hasta un 20% en el lugar. Datos del Consejo Regulador de la Plata de Taxco (CRPT) agregan que durante la pandemia se han perdido semanalmente hasta 35 millones de pesos (mdp) en el municipio por esta situación sanitaria.

“Las cosas han sido muy difíciles para todos, inclusive para los que han querido mantener aunque sea un nivel bajo de producción porque no se cuenta con la materia prima disponible para hacerlo”, dice el fundador de Tumbiko.

Con todo y las dificultades presentes, los emprendedores señalan que las empresas que viven de comercializar joyas no se pueden quedar paradas ante la situación que se está viviendo en el municipio de Taxco, por lo que, advierten, ya trabajan en distintas alternativas para, desde su trinchera, apoyar a los productores.

“Nosotros desde que abrimos la compañía nos propusimos apoyar a la producción de Taxco y, en específico, a los maestros artesanos, por lo que vamos a ir poco a poco retomando nuestra producción y estamos previendo trabajar en nuevos productos que pueden apoyar también esta situación”, dice Aldo Uribe.

También lee: Esto es lo que hacen las empresas contra el Covid-19

Y el primero de ellos, comenta el emprendedor, será Su Sana Llave, un accesorio hecho de metal antimicrobiano, por su composición en cobre, en forma de llave que permite a las personas sustituir con su apoyo distintas acciones que usualmente ponen en contacto a su mano con superficies que podrían llegar a estar contaminadas por coronavirus.

“Creemos que esto puede contribuir en dos cosas, por un lado, a minimizar el riesgo de contagio de las personas en la nueva normalidad, y, por otro, a volver poco a poco a recuperar la producción de los maestros artesanos que hoy están afectados por este contexto”, menciona Víctor Uribe.

Al día de hoy, mencionan los emprendedores joyeros guerrerenses, mantienen relación de trabajo con un grupo de 32 artesanos de Taxco, un número que esperan seguir incrementando paulatinamente.

Lee: Coronavirus traerá consecuencias para el 94% de los emprendedores

 

Siguientes artículos

tiktok-app-redes-sociales
TikTok dejará de operar en Hong Kong por inicio de nueva ley de seguridad
Por

La popular aplicación de videos cortos china anunció que próximamente dejará de operar en Hong Kong tras la entrada en v...