IDME es una empresa única en México dedicada a la identificación humana. Su principal objetivo es acelerar los procesos de búsqueda e identificación de personas declaradas extraviadas.

Es dirigida por tres entusiastas jóvenes mexicanos que advirtieron la urgente necesidad de generar en el país una cultura de la identificación y prevención.

Farlon Tatiana Zaragoza, Carlos Edin Maldonado y Christian Alexis Orrala vieron en la identificación humana una posibilidad de ayudar y también de hacer un negocio sustentable.

A lo largo de cinco años, esta empresa ha desarrollado y afinado una cédula de identificación que contiene seis elementos de identidad únicos en cada ser humano: fotografías, Rh sanguíneo, queiloscopía, odontograma, rugoscopía y muestra de ADN, además de señas particulares y acceso a un historial clínico para, en caso de una emergencia médica, minimizar el error humano.

PUBLICIDAD

La idea surgió cuando Tatiana realizaba sus estudios universitarios; ella estudió la licenciatura en estomatología en la Universidad Justo Sierra, y también tiene un posgrado en odontología legal y forense.

Cuando tomaba una clase en el Servicio Médico Forense en la Ciudad de México (actualmente Instituto de Ciencias Forenses), Tatiana se dio cuenta de lo difícil que era para muchas personas identificar los cadáveres de sus familiares, con el riesgo de que les entregaran el cuerpo equivocado; sobre todo le movió ver la angustia que mostraban las personas por no saber dónde estaba su familiar.

“A mí lo que me cambió la vida fue el ver cuando llegan las familias al Semefo… Me marcó una persona humilde que estaba buscando a su hijo. Ya había recorrido varios lugares y alguien le dijo que se fuera al Semefo. Tenía más de 20 días buscándolo. La mujer decía que no podía con la angustia de imaginar si (su hijo) estaba bien, si estaba mal, si había comido, si estaba golpeado; era una angustia que la carcomía. Tras el shock de haber encontrado ahí a su hijo, la mujer descansó porque sabía dónde estaba”, comenta Tatiana…

“Me di cuenta de cómo cambia el chip de una mamá que no sabe nada de su hijo, al de una mamá que lo encuentra, aunque no es la manera en que quisiera encontrarlo. El duelo y la angustia son distintos”, agrega la emprendedora.

Tatiana se dio cuenta de que los menores de edad en México son invisibles, ya que no tienen una identificación que los respalde; sólo son identificados mediante el acta de nacimiento o la Clave Única de Registro de Población (CURP), documentos que son fácilmente falsificables.

También le sorprendió la inoperatividad de los protocolos de búsqueda y rescate en México, el complicado proceso de reconocimiento de una persona, así como los periodos tan largos que pasan las personas buscando a sus familiares.

La joven emprendedora recuerda que, durante su infancia, una de sus tías fue asesinada y tardaron varios días en dar con el cuerpo. Tras una larga búsqueda, sus familiares la encontraron en el Semefo a punto de ser enviada a la Facultad de Medicina de la UNAM. Este acontecimiento y su experiencia en el Semefo la hicieron reflexionar sobre la urgencia de contar con alguna herramienta para identificar rápidamente a las personas y un método para ubicarlas lo más pronto posible.

Tatiana decidió tomar el tema para su tesis y desarrolló un proyecto que contemplaba un “combo” con una cédula integrada con varios elementos de identidad. Su idea era agilizar los procesos tanto de búsqueda como de identificación de personas, y “dar dignidad y tranquilidad a las personas que encuentran a sus familiares” en el Semefo.

Inició su proyecto mientras realizaba su servicio social en una escuela primaria de la Delegación Cuauhtémoc. En esos días se reencontró con Carlos, un ex compañero de la secundaria a quien no veía desde hacía varios años. Le platicó sobre su tesis, y él la animó para que la llevara a un nivel más allá de la tesis.

Carlos, quien estudió la licenciatura en ciencias de la comunicación en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, la alentó a vender el proyecto en escuelas.

“Tatiana me presenta su tesis –comenta Carlos– para hacerle corrección de estilo, y en ese proceso le dije: ¿por qué no llevamos esto a las escuelas?, ¿por qué no hacemos esto una empresa?, y en automático pensé en mis sobrinos: con una cédula de este tipo, si llega a haber un secuestro, un desastre, seguramente los identificas.”

Pero Carlos no sólo veía la posibilidad de un negocio; también veía la oportunidad de ayudar y prevenir, pues en su familia se había vivido el robo de un niño cuando él contaba con 10 años de edad. Su primo había sido sustraído de un mercado en Tlalnepantla, Estado de México, para ser vendido a una pareja estadounidense. Afortunadamente, la venta no se concretó y una persona le avisó a su tía que su primo se encontraba en una casita en el cerro del Chiquihuite, al norte de la Ciudad de México.

Este acto hizo pensar a Carlos en la seguridad de sus 16 sobrinos (ya que tiene 7 hermanas) y se metió de lleno a impulsar la idea de Tatiana.

Juntos se animaron a ofrecer el proyecto de una cédula de identidad a una escuela, donde había 800 alumnos, de los cuales 10 la adquirieron y sólo dos la recogieron. La primera cédula de esta naciente empresa era de cartulina y enmicada.

A pesar de este desafortunado inicio, estos emprendedores no se desanimaron y se empeñaron en llevar adelante esta empresa, a la que bautizaron como Id Médico Estomatológica IDME .

Cuando inició la formalización de la empresa, surgió la necesidad de contar con una base de datos y una página web. Entonces conocieron a Christian Alexis, un joven ingeniero en sistemas computacionales egresado de la UTEL, a quien le encargaron dicha tarea.

Aunque la intención de Christian sólo era hacer la página web, poco a poco se fue entusiasmando e involucrando en el proyecto de Tatiana y Carlos. Cuando se dieron cuenta, ya estaba en las juntas opinando y aportando ideas. Primero fue responsable de sistemas y después tomó la responsabilidad de las finanzas.

Uno de los principales obstáculos que han tenido que enfrentar estos emprendedores es la desconfianza de los padres de familia sobre el destino de la información de sus hijos. Aunque la empresa cuenta con una base de datos sumamente segura diseñada por Christian, la política de IDME ha sido no solicitar la dirección de sus beneficiarios; únicamente se pide un número telefónico donde el padre de familia siempre esté disponible para ser contactado para cualquier emergencia.

Este emprendimiento ha llamado la atención de algunos partidos y grupos políticos interesados en la cédula de identidad; sin embargo, estos emprendedores no han querido vincular su proyecto con la política.

Actualmente, IDME imparte cursos en escuelas encaminados a prevenir el robo, sustracción y secuestro de menores. Con ello, afirman, contribuyen a fomentar la cultura de la prevención en un país donde existen más de 25,000 personas desaparecidas o extraviadas.

Esta empresa mexicana cuenta con alianzas estratégicas con grupos nacionales e internacionales de búsqueda de personas extraviadas y con autoridades para poder acelerar los protocolos y procesos de búsqueda de personas.

Entre sus planes está llevar su servicio a más escuelas particulares para poder financiar el kit de identidad en escuelas de zonas marginadas, donde el índice de personas desaparecidas o extraviadas es mayor.

 

Una de… Unreasonable México y de Play Business

– ¡Habemus Generación Irrazonable 2016! De 230 empresas sociales de todo el país que aplicaron este año, 14 fueron las elegidas para formar parte de la tercera generación del Instituto Irrazonable. Felicidades a los emprendedores elegidos y también a Unreasonable México por esta nueva generación. Aquí estaremos pendientes del Tianguis Irrazonable.

– Play Business (startup mexicana de crowdfunding) concluyó con un gran éxito su campaña de fondeo colectivo y en tan sólo 13 días levantaron 5.1 millones de pesos, rompiendo así el récord en México, ya que las startups mexicanas tienen un ticket promedio de 400,000.00 pesos levantados en aproximadamente 30 días.

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @elopez_loyola

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

pemex
Pemex emite bonos por 5,000 millones de pesos
Por

La empresa productiva del Estado dijo que las emisiones ayudarán a resolver el problema actual de liquidez.