Dan Alexander

15 años antes de que Jared Kushner ayudara a derrotar a Hillary Clinton en la carrera presidencial estadounidense, ambas familias hacían negocios. Era el 17 de octubre de 2001, y Bill Clinton había estado fuera de la Casa Blanca por tan sólo nueve meses. Durante una gira de conferencias, el ex presidente hizo una parada para ofrecer un discurso en las oficinas de Kushner Companies en Florham Park, Nueva Jersey —y cobrar 125,000 dólares—.

Jared Kushner, quien ha dirigido la firma de bienes raíces de su familia por aproximadamente una década, está ahora casado con Ivanka, la hija de Trump. El lunes pasado Donald Trump lo nombró asesor a través de un comunicado que no mencionó sus lazos familiares. Kushner fue un jugador clave en la campaña electoral de Trump, pero muchos analistas dudan sobre si podrá tener un rol formal en la Casa Blanca, principalmente por las leyes sobre nepotismo que prohíben al presidente designar a familiares en roles de gobierno.

La historia completa aquí: Entrevista exclusiva con el hombre que puso a Trump en la Casa Blanca

PUBLICIDAD

De regreso a 2001, las familias Kushner, Clinton y Trump no habrían podido predecir el futuro de esta historia. En ese momento, Hillary Clinton comenzaba su carrera política independiente como senadora de Estados Unidos. Donald Trump revisaba el funcionamiento de su imperio. Ivanka Trump comenzó a salir con Jared Kushner seis años después del discurso de Bill Clinton. Y el papá de Jared, Charles Kashner, un demócrata férreo, todavía estaba al mando de las Kushner Companies.

“Fue hace 15 años”, dijo Hope Hicks, portavoz de Trump. “No estoy segura de qué forma es relevante”. Representantes de la familia Clinton no han respondido a la solicitud para comentarios.

La nueva posición de Kushner como asesor de Trump es un giro inesperado para el hijo de Charles Kushner, quien ha donado más de un millón de dólares al partido demócrata durante toda su vida y otorgó 90,000 dólares a la campaña de Hillary Clinton como senadora. El mismo Jared contribuyó en el pasado con más de 60,000 dólares a los comités demócratas y con 11,000 dólares a las campañas de Hillary Clinton.

Más sobre el tema: Gary Johnson, ¿el hombre detrás de la derrota de Clinton? 

No es que esa cantidad de dinero sea mucho para Jared. Su familia, cuyo valor se calcula en al menos 1,800 millones de dólares, posee acciones del edificio ubicado en el número 666 de la Quinta Avenida, de The New York Observer, y de la startup Oscar, dedicada a seguros médicos. En su nuevo rol, Kushner se privará de un salario público, de acuerdo al comunicado que anunció su cargo.

En una entrevista con Forbes en noviembre, la primera vez que hablaba públicamente sobre la campaña de Trump, dijo estar comprometido con su suegro pero no había tomado una decisión acerca de su afiliación política. “Hay ciertos aspectos del Partido Demócrata que no se discuten conmigo, y hay ciertos aspectos del Partido Republicano que tampoco se me comentan”, señaló. “Los políticos tratan de ponerte en diferentes posturas basado en lo que existe. Yo creo que Trump está creando su propia política -una mezcla de lo que funciona y dejando fuera que no funciona”.

También te interesa leer: ¿Estamos listos para responder a Trump? 

 

Siguientes artículos

Gestión por competencias, buena forma de concretar propósitos empresariales
Por

La gestión por competencias es un enfoque que busca tender un puente entre los puestos de trabajo y las personas, hacien...