Los organismos integrados en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) presentarán una propuesta para reformar el sistema de pensiones en México y evitar la crisis que se pronostica para la población en edad de jubilarse.

Durante la presentación del decálogo para comprometer al sector privado con metas de “dimensión social”, Carlos Salazar Lomelí, líder de la CCE, señaló que, aunque el sistema de Administradores de Fondos de Retiros (Afores) ha permitido el aumento del ahorro en el país hasta por 14 puntos porcentuales del PIB, es necesario integrar un sistema que evite que los mexicanos dependan económicamente de sus hijos o nietos al momento de jubilarse.

“Creemos que debemos ir más allá del sistema de ahorro para los trabajadores, tenemos una iniciativa que hemos estado platicando en conjunto con el sector obrero y hemos estado tratando de trabajar con áreas que tiene que ver con bancos, compañías de seguro, afores y evidentemente con las actividades”, afirmó el líder empresarial.

Aunque no detallaron las características de la propuesta, los empresarios señalaron que se trata de una nueva forma en que el sector privado propone arreglar el problema de las pensiones.

Otro de los nuevos retos de los empresarios mexicanos será continuar con el aumento salarial para alcanzar el “salario mínimo de bienestar familiar”, señalaron.

Te recomendamos: Llaman a reformar el sistema de pensiones antes que tocar el tema de la seguridad universal

Esta nueva meta respecto a las percepciones de los trabajadores busca que con dos salarios pueda subsistir de forma digna una familia mexicana promedio de cuatro integrantes, detalló Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), durante este evento.

Estos son dos de los objetivos más ambiciosos de las acciones enfocadas en hacer de las empresas uno de los principales factores para resolver los principales problemas que aquejan al país, apuntó Salazar Lomelí.

El decálogo presentado también incluye construir una relación de confianza y credibilidad con la sociedad, garantizar mayores oportunidades de empleo formal, crecimiento y desarrollo para sus colaboradores; modernizar la cultura empresarial y establecer un compromiso de las grandes empresas con las pequeñas y medianas y con la creación de cadenas productivas, pagar en tiempo y forma a proveedores, transferir tecnología y conocimiento.

Asimismo, se contempla la participación activa de las empresas en el desarrollo de las comunidades, asumir y promover la inclusión, la diversidad, y el respeto a los derechos humanos; y privilegiar la sustentabilidad en las actividades de sus empresas.

Entre los objetivos también destacaron la integración de las empresas a la era digital y el impulso a la relación responsable con las autoridades, exigiendo reglas claras y certidumbre jurídica.

A la presentación de este decálogo también asistieron empresarios como Carlos Slim, presidente de grupo CARSO, Daniel Servitje, presidente de grupo Bimbo y Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG).

+Popular: AMLO creará nuevos ‘puentes’ vacacionales para reponer los que quiere eliminar

 

Siguientes artículos

casa inmuebles
Las 3 principales claves para invertir en inmuebles 
Por

Europa y Estados Unidos son los mercados más atractivos en 2018 para los 100 fondos globales de inversión en bienes inmu...