Actualmente en el mundo únicamente 3 de cada 10 organizaciones ejercen alguna acción para combatir los problemas significativos planteados por la ONU; en México hacen lo propio sólo 20%.

 

Por Carlos Mendoza Ayala

El 76% de los empresarios en México se encuentran haciendo planes para responder satisfactoriamente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ratificados en septiembre de 2015 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

PUBLICIDAD

Esto, de acuerdo con el reporte del estudio Make it your business: Engaging with the Sustainable Development Goals, desarrollado por PwC a partir de una encuesta a aproximadamente 1,000 ejecutivos de organizaciones y más de 2,000 personas (público general) en todo el mundo, con el objetivo de evaluar su nivel de conocimiento y las acciones puestas en marcha para abordar estos problemas importantes.

Los ODS constituyen una herramienta que contiene 17 objetivos y 169 metas, abarcando igualdad de género, erradicación de la pobreza, acceso a fuentes de energía y uso sustentable de los recursos naturales.

De acuerdo con los resultados de la investigación, la mitad de los ciudadanos espera que las compañías hagan parte suya los ODS para que estén dentro de las estrategias de negocio. Actualmente en el mundo únicamente 3 de cada 10 organizaciones están ejerciendo alguna acción para combatir los problemas significativos planteados por la ONU, mientras que en México hacen lo propio sólo el 20%, proyectándose a que se incremente en 2020.

A escala global, el 52% de las empresas que forman parte de la encuesta ya tienen ubicados los ODS de mayor impacto, pero en México el 5.9% están en ese proceso de valoración de los objetivos.

La mayoría de los participantes por parte del sector empresarial consideraron que el trabajo decente y el crecimiento económicos son los principales Objetivos de Desarrollo Sostenible en el ámbito de los 17 establecidos por la ONU. Además indicaron que para tener un impacto positivo en el futuro se debe poner el enfoque en situaciones como: industria, innovación e infraestructura; energía asequible y limpia; consumo y producción responsable, y acciones ambientales, conjuntamente con los dos que están en primera y segunda posición.

Por su parte, el público general apuntó que los problemas más importantes a los que debe otorgársele mayor atención son: cero hambre, educación de calidad, supresión de la pobreza, así como agua limpia e higiene.

Es importante aclarar que las compañías se hicieron partidarias de aquellas situaciones posiblemente más sencillas de afrontar, pero hay un riesgo de no cumplir si no se analiza la relación entre la naturaleza de las actividades de una empresa y las situaciones que busca resolver.

En opinión de Malcolm Preston, líder global de Sustentabilidad de PwC, “si bien algunas compañías van a priorizar sus esfuerzos en áreas que les representen ingresos, esto no significa que se pueda limitar su inversión y planeación a la identificación del potencial de crecimiento de las prácticas ambientales y sociales responsables”.

Hacer las conexiones adecuadas entre objetivos y lo que es verdaderamente importante para el negocio permitirá que las inversiones y acciones toquen otros ODS que tal vez no hayan sido considerados por una organización.


Carlos Mendoza Ayala es Managing Director de Sustentabilidad y Cambio Climático en PwC ([email protected]).

 

Contacto:

Twitter: @PwC_Mexico

Facebook: pwcmexico

YouTube: PwCMX

Página web: PwC México

Blog: PwC México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Qué deben hacer las empresas familiares para sobrevivir en el Caribe?
Por

¿Qué ha permitido a estas compañías cruzar el umbral del siglo? Existen varios factores. El principal es que muchas de e...

También te puede interesar