Las empresas salvadoreñas que den empleo por primera vez a jóvenes podrán deducir del pago mensual del Impuesto Sobre la Renta (ISR) el equivalente de hasta cinco salarios mínimos.

Este beneficio fiscal se logró, luego de que la Asamblea Legislativa aprobara la Ley del Primer Empleo que establece que las empresas que contraten más de dos jóvenes que nunca hayan trabajado podrán rebajar de sus pagos entre tres y cinco salarios mínimos.

La medida fue aprobada con los votos de 71 de los 84 diputados que forman el Congreso de El Salvador.

Puedes leer: Fitch recorta nota crediticia de El Salvador a “B”

PUBLICIDAD

De igual forma, si entre estos empleados se encuentran dos o más jóvenes con alguna discapacidad física, la deducción se ampliará en un 20 %.

El sueldo mínimo vigente en El Salvador es de 300 dólares mensuales para el sector comercio, servicios e industria; 295 dólares para la maquila, y entre 224 y 200 dólares en la agricultura.

Otra de las medidas de la nueva ley es que establece la prohibición de beneficiar a familiares de los dueños de las empresas.

 

Siguientes artículos

Por qué se fracasa al momento de querer innovar
Por

Para muchas de las empresas que existen, el poder ser considerada por los consumidores y la industria como un referente...