El próximo año el dinero no será el único método de pago para poder acceder al transporte público de la Ciudad de México, en específico en el Metro. La compañía BioBox ya trabaja en un plan en el que abonará saldo a las tarjetas del transporte público con el simple hecho de reciclar basura.

Esta compañía ha desarrollado un proyecto de negocio agresivo, en el que por medio del reciclaje de envases de plástico y aluminio, pretende recompensar a cada usuario de este método con puntos para que así los pueda canjear por saldo para el transporte o premios como boletos para el cine y demás.

Lee también La empresa que quiere construir carreteras de asfalto reciclado

fullsizerender

A través de una máquina Reverse Vending Machine (máquina expendedora a la inversa) el usuario puede introducir cualquier envase de PET o latas de refrescos y abonar en una tarjeta puntos PayBack.

PUBLICIDAD

“Es la primer máquina que te da un premio a cambio de reciclar. Imagínate que es un cajero o una máquina expendedora que en lugar de meterle una moneda por un refresco, aquí al revés, aquí depositas tu envase de PET o de aluminio y otorga a cambio un premio en puntos”, dice a Forbes México, Eduardo Bustamante, CEO de BioBox.

El directivo cuenta que actualmente ya tienen instaladas 26 máquinas BioBox en lugares estratégicos de la Ciudad de México, como la UNAM, Perisur y Comercial Mexicana, sin embargo su plan para antes de fin de año es instalar cerca de 300, sobre todo en puntos neurálgicos como parques, plazas comerciales, camellones con apoyo de las delegaciones.

“Vamos a poder subsidiar el transporte público en la Ciudad de México a principios de 2017, ya tenemos este acuerdo con el gobierno. La idea es que a través del reciclaje, el ciudadano tenga un beneficio”, señala Bustamante.

Este proyecto funciona en alianza comercial con PayBack de American Express. La tarjeta es gratuita, se puede conseguir en tiendas de conveniencia, Comercial Mexicana, Cinemex, etc. Por cada envase, Biobox otorga puntos que después se pueden canjear por algunos beneficios.

Lee también UPS, de la entrega de paquetes al transporte de pasajeros

“Vas acumular los puntos y después la misma máquina va a permitirte abonarlo en tu tarjeta de transporte. Cambias los puntos de tu tarjeta PayBack por saldo en tu tarjeta de transporte, así de simple”, dice el directivo.

El el último Programa General de Gestión Integral de los Residuos Sólidos para la Ciudad de México 2016- 2020, se destaca que en esta entidad, los más de ocho millones 851 mil 80 habitantes, así como la población flotante, generan en promedio 12 mil 893 toneladas diarias de basura.

 

El negocio no está en la basura

Como cualquier empresa, BioBox busca recibir una utilidad con este proyecto, el cual asegura el directivo, le traerá una facturación cercana al millón de dólares para 2017.

“Nosotros no somos fundación, somos una empresa como cualquiera que necesitamos utilidad. Queremos que todos tengan un beneficio: el gobierno, la sociedad, el medio ambiente y la iniciativa privada, entonces creo que  en este proyecto todos ganamos”, dice.

En este sentido señala que el gobierno de la Ciudad de México ganará por no contaminar y por recolectar la basura de las calles; la sociedad o el usuario porque tiene un premio a cambio; el medio ambiente por el reciclaje de basura contaminante y nosotros como iniciativa privada nuestra utilidad.

Lee también Verdek: la empresa que convirtió basura en techos de hogares

 

“Podría sonar como que esto es un método de recolección de basura para después venderla, pero ahí no están los pesos”

Aunque se pensara que las ganancias en este negocio llegan a través del reciclaje de la basura recolectada, no es así, de hecho es lo de menos.

“Nosotros pagamos sumamente bien el envase. Un kilo de PET está en promedio en menos de 3.50 pesos y nosotros te damos puntos PayBack que en algunos comercios puede valer hasta un peso”, destaca el CEO.

El verdadero negocio de BioBox está en la entrada de publicidad.

“Para que pueda ser viable el negocio debe tener publicidad. Cuando tú estás reciclando tienes una pantalla touch screen donde vas a poder interactuar con la máquina, a los costados tiene publicidad, entonces tu estás interactuando con la máquina y estás recibiendo un mensaje del patrocinador”.

BioBox ya trabaja con Coca Cola, PayBack, Pacífico, Bonafont y con CDMX que los apoya para poder promover las máquinas en ferias como en Zacatecas, o en el Festival  Cervantino.

“Estamos en pláticas con algunas otras empresas, porque ya trabajamos en que las máquinas no sólo reciban latas de refresco sino de chiles, frijoles, atún, y ese tipo de fierro. Vamos a poder recibir Tetra Pak en algún momento y podremos trabajar con marcas que ocupen ese tipo de envases”, señala Bustamante.

 

También van por el transporte de Argentina

La empresa mexicana ya trabaja en su expansión en el país. Tienen máquinas ya en Puebla y en Guadalajara y planes para la zona turística de Quintana Roo, sin embargo también han recibido ofertas de países como Costa Rica, Uruguay, Brasil, pero en donde más futuro ven, es en el mercado argentino.

“Tenemos un socio comercial en Buenos Aires y tenemos la misma intención de poder subsidiar el transporte público del metro de allá”.

 

Siguientes artículos

Juez aprueba la extradición de “El Chapo” a EU
Por

Un juez federal le negó dos de las cinco demandas de amparo presentadas por su defensa; sin embargo, aún cuenta con un p...