Por Mauricio Hurtado de Mendoza*

2019 empieza con un horizonte muy diferente al que muchas empresas globales vislumbraban a principios de 2018. De acuerdo con la 22 Encuesta Anual de CEO de PwC, 42% de los ejecutivos encuestados piensa que la economía a nivel global mejorará en los próximos 12 meses, un porcentaje menor que el arrojado en la encuesta de 2018 (57%).

Cabe destacar que el porcentaje de líderes de negocio que estima que la economía irá a la baja durante este año es considerablemente mayor: 28% en 2019 contra 5% en 2018.

Asimismo, el optimismo en el crecimiento de las organizaciones es menor: solo 35% de los CEO tiene “mucha confianza” en el aumento de ingresos de sus empresas en los próximos 12 meses (42% en 2018), mientras que un 36% respondió lo mismo para un plazo de tres años (45% en 2018).

Este sensible declive en el optimismo de los empresarios puede entenderse si se atienden las perspectivas globales de este año. Hay incertidumbre por una posible desaceleración en Estados Unidos a finales de 2019, por las consecuencias de la guerra comercial de EU y China y los cambios regulatorios.

Los líderes de negocios parecen tener menos certeza de dónde dirigir sus inversiones en 2019. Para un 27% de los encuestados, EU es el principal destino de inversión (46% en 2018), le sigue China con 24% de preferencias (33% en 2018). Un 15% dijo que no sabe dónde enviar sus inversiones, un porcentaje mucho más alto que el año anterior (8%).

México vuelve al Top 10 de inversión

No obstante, pese al menor optimismo a nivel global, las perspectivas para México en el exterior mejoraron con respecto a nuestra encuesta de 2018, pues el país volvió al Top 10 de los países más atractivos para invertir en 2019, ubicándose en el lugar nueve, cuatro escaños arriba que el año pasado, cuando se colocó en la décimo tercera posición.

México mantuvo el mismo porcentaje de preferencia para invertir que en 2018 (4%), mientras que Japón, Canadá, Rusia y Hong Kong bajaron en la lista al obtener menos respuestas respecto al año pasado.

Nuestro país está en el cuarto sitio de los territorios más importantes para el crecimiento de las empresas estadounidenses, con 11% de las respuestas de los CEO, después de China (39%), Reino Unido (16%) y Alemania (12%).

Sin duda, un factor que contribuyó de manera importante en las perspectivas de México fue la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), renombrado ahora como T-MEC o USMCA, por sus siglas en inglés. La modernización de este acuerdo (pendiente de aprobarse en los congresos de los tres países) trae certidumbre al conservar su formato trilateral y también nuevos retos y oportunidades con los capítulos que se agregaron.

Mejores datos para mejores decisiones

Un tema que estuvo presente en las respuestas de los CEO es la brecha que existe entre la información que producen sus organizaciones y su capacidad para aprovecharla para mejorar sus tomas de decisiones, desarrollar nuevos productos o encontrar oportunidades de negocio.

La información sobre preferencias y necesidades de clientes y consumidores es la más importante y crítica para el éxito de los negocios, de acuerdo con las respuestas a nivel global. En segundo lugar, están los datos que facilitan la elaboración de proyecciones financieras, y la tercera “fuente de la verdad” más relevante está en los datos sobre la marca y reputación de la compañía.

No obstante, menos de la mitad de las empresas a nivel global considera que está obteniendo información de calidad para tomar decisiones. En el caso de México, solamente un 34% dijo recibir información adecuada sobre sus clientes y consumidores, 32% para proyecciones financieras y 18% sobre su reputación de marca.

Por otro lado, la gran mayoría de las organizaciones indica que la inteligencia artificial (IA) cambiará la forma de hacer negocios en los próximos cinco años. México también coincide con esta visión (86% de las respuestas), pero solamente 38% de los CEO de nuestro país dijo que introducirán una iniciativa de IA en los próximos tres años.

Indudablemente la fuerza laboral es clave para obtener mejor información y aprovecharla, así como para implementar la IA en sus operaciones. Ante este desafío, la primera opción de las empresas es reentrenar a su personal para cerrar la brecha de habilidades.

México y el mundo comienzan este año con grandes retos en un entorno menos favorable si se compara con 2018, pero las oportunidades de crecimiento se presentarán en la medida que las organizaciones mejoren sus propias capacidades y, para este objetivo, la tecnología y el desarrollo de las personas serán factores decisivos.

*Socio director de PwC México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Regulador ambiental multa a empresa tras desmonte para refinería de Dos Bocas
Por

La sanción por el desmonte de vegetación y fauna supera los 13.9 millones de pesos.