El Parlament de Cataluña aprobará una proposición de ley para reducir el despilfarro alimentario a lo largo de toda la cadena desde los agricultores hasta el consumidor final.

Esta será la primera norma en Europa creada para disminuir las toneladas de alimentos que acaban en la basura, según los socialistas catalanes que han impulsado esta proposición.

La ley obliga a los restaurantes y bares catalanes a disponer, obligatoriamente, de recipientes “reutilizables, compostables o fácilmente reciclables” para que, “sin coste adicional”, los clientes puedan llevarse el alimento que hayan pagado y no hayan consumido.

El incumplimiento de la normativa puede acarrear multas de hasta 150,000 euros y todo parece indicar que esta propuesta se aprobará por unanimidad.

“En marzo de 2016 Francia intentó regular que las cadenas de supermercados destinen alimentos con fecha de consumo preferente próxima a entidades sociales. Ese fue nuestro punto de partida pero nosotros fuimos mucho más ambiciosos y pensamos que podríamos regular las pérdidas y despilfarros que se dan a lo largo de toda la cadena”, dijo Raúl Moreno, diputado del PSC y uno de los promotores.

El mundo pierde el 14% de los alimentos desde la recogida hasta el minorista y España, incapaz de frenar el desperdicio alimenticio: tira al año 1,300 millones de kilos a la basura.

Te recomendamos: ONGs acusan ‘distracción’ de empresas para frenar nuevo etiquetado de alimentos

 

Siguientes artículos

Reporteros
A marzo de 2020, estos son los periodistas bajo amenazas por impulsar la prensa libre
Por

Periodistas del mundo han sido silenciados, amenazados y encarcelados por informar sobre situaciones políticas, religios...