Por Gabriel España*

Hace unos días, en un intercambio de ideas dentro de twitter con una inteligente, mediática y crítica seguidora de los ideales del movimiento encabezado por AMLO, me di cuenta que al final del día, tanto sus argumentos estatistas y de justicia social, como los argumentos de pensadores liberales y capitalistas, tenían razón.

Sin embargo, en el debate ambas posturas carecen de una visión más amplia de la problemática, elementos mas incluyentes y sustentables, que permitan crear las condiciones necesarias para que ambas posturas logren centrar sus intereses en la gente, en resolver los problemas que afectan a la población.

Pensar que “por el bien de todos, primero los pobres”, es parcialmente correcto, como también lo es pensar que exclusivamente el libre mercado es la única solución. La respuesta quizá está en repensar ambos modelos, la democracia electoral, y el capitalismo. En esta nota, trataré solamente lo relacionado al capitalismo, para posteriormente, en una subsecuente elaborar sobre el tema democrático-electoral.

¿Debemos re-imaginar el capitalismo?

Recientemente leía un estudio de la Harvard Business School (HBS), donde se hace referencia a un par de encuestas cuestionando las bondades del capitalismo. Fue interesante ver, como estudiantes del primer año de MBA de HBS, donde se podría pensar se conectan unas de las mentes mas brillantes a nivel global en temas de empresa y capitalismo, poco mas del 50% de los estudiantes consideraron que el capitalismo debe ser reformado.

La segunda encuesta, basado en una muestra global online durante esta pandemia, 57% de los participantes indican que el capitalismo no les ha beneficiado. Creo que las señales están dadas, es hora de repensar si lo que hemos creado hoy como sociedad esta respondiendo a las expectativas de las mayorías.

La crisis actual de salud, producto del Covid-19, terminará afectando a los grupos sociales mas vulnerables, y creo yo, esta problemática sintetiza mucho de lo que debe ser repensado, pues como sociedad no hemos sido capaces de poner suficiente atención a temas ambientales, como también, no hemos sido capaces de contar con mecanismos para compartir a todos, los frutos de la prosperidad global que el capitalismo ha generado, y son estos dos principales problemas, íntimamente ligados con la pandemia, que pareciera obligan a repensar el capitalismo como lo conocemos hoy.

De acuerdo con Rebecca Henderson, profesora de HBS, hemos olvidado como sociedad que el capitalismo no es solamente regido por leyes de oferta y demanda en libre mercado, y sobre todo que, no hemos puesto suficiente atención al hecho de que sociedades prósperas cuentan con tres pilares fundamentales: libre mercado, con todo el poder y responsabilidad que genera él mismo, gobiernos democráticos, transparentes, y jurídicamente responsables de sus actos de gobierno, y sociedad civil, fuerte, crítica y observante de las necesidades de la gente, promotora de: (a) la voz de trabajadores, (b) la independencia judicial y estado de derecho y (c) la libertad de expresión.

Es claro que fomentar un capitalismo que da prioridad a la maximización de utilidades en la empresa, crea incentivos que terminan alineando legislaciones y marcos jurídicos a intereses privados, en detrimento de la población, sociedad, medio ambiente y el ser humano. Esta es una de las principales razones por lo que, del lado del Gobierno, éste debe ser fuerte y robusto, bien equipado para atender temas relativos al medio ambiente y a las necesidades de la gente. El desmantelamiento de instituciones y organismos de supervisión independientes terminan siendo mas costosos en el mediano plazo.

Por parte de la Sociedad Civil, ésta debe identificar objetivos y necesidades comunes sobre bases factuales, y participar activamente. Siempre y cuando se cuente con un Gobierno y Sociedad Civil, como se propone aquí, se podrá entonces dejar que la Empresa se enfoquen en lo que saben hacer bien, maximizar utilidades, de lo contrario, la falta de equilibrio entre los tres actores principales: Gobierno, Sociedad-Civil, Empresa, terminarán por culpar al capitalismo de problemas que tienen respuesta en el diseño de la interacción de estos tres actores.

¿Cómo re-imaginar el capitalismo?

En resumen, para poder tener un modelo capitalista que resuelva las expectativas de la mayoría, podríamos centrarnos en los cinco puntos descritos abajo, que, si bien no son la única respuesta, si pueden dar un marco de referencia sobre los temas en los que hoy podemos influir, tanto desde la Empresa, Gobierno o Sociedad Civil.

  1. Las Empresas deben enfocarse en solucionar problemas en favor de la sociedad y hacer dinero de eso.
  2. El propósito de las Empresas no debe ser solamente maximizar su rentabilidad con el objetivo de garantizar su sustentabilidad de largo plazo. La Empresa debe promover una sociedad próspera y libre, y ser parte de ella, así como también promover instituciones independientes de Gobierno que forman parte de la configuración del capitalismo.
  3. Es importante que las Empresas actúen de manera gremial, deben aprender a trabajar juntas, ya sea desde el punto de vista sectorial o geográfico, a fin de potenciar su impacto en la solución de problemas.
  4. Los mercados de capitales y sector financiero tienen un incentivo muy fuerte en la promoción de la estabilidad y salud de la economía de largo plazo, es fundamental que sus objetivos de inversión estén dirigidos en ese sentido, aquí radica la importancia de las inversiones ESG (Enviromental, Social and Governance), por lo que la promoción de estándares ESG es critica en el rediseño del capitalismo.
  5. Ambos, Sociedad Civil y Empresa, deben activamente de manera constante colaborar en el rediseño y reconstrucción de Gobierno, y todas sus instituciones.

Existe evidencia histórica de que el modelo capitalista a nivel global ha sacado como nunca antes a millones de la pobreza, y a brindado cobertura de servicios de salud y vivienda a niveles que hace unas décadas eran inimaginables. A nivel personal, desde tu propia trinchera, ¿estas dispuesto a participar en el rediseño del capitalismo?, quizás no asumir nuestra propia responsabilidad en este tema, termine destruyendo lo que hasta hoy se ha logrado.

Contacto:

El autor es Managing Director en Iskali Capital Group (ICG), Banca de Inversión basada en Washington DC. Ocupó puestos de Dirección en la International Finance Corporation (IFC), Institución Financiera para el Desarrollo del Sector Privado del Banco Mundial*

Contacto: [email protected]

Twitter: @Gabriel_Espana

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/gabrielespana/

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

luz
Gobiernos estatales se resisten a la política energética de AMLO
Por

Controversias constitucionales, amparos e impuestos "verdes" forman la estrategia de gobiernos estatales y empresarios c...