La corrupción y la impunidad ha acaparado las líneas de discusión en estas campañas electorales y la oferta de combatirla de forma exitosa es uno de los puntos centrales de las plataformas políticas de los candidatos presidenciales.

Existen cuatro pilares para que  una estrategia frontal y eficaz  ante este flagelo e incluso generar presión en órganos de gobierno, ee acuerdo con Alejandro Ríos, presidente de la Comisión Nacional Anticorrupción de Coparmex.

El primer pilar es la integración de una Fiscalía General de la República independiente, órgano que sustituirá a la Procuraduría General de la República (PGR), misma que ha sido cuestionada por no resolver de forma eficaz las denuncias de actos de corrupción presentadas durante esta administración.

“Si no lo hay, olvídense que va a funcionar el Sistema Nacional Anticorrupción porque en el momento que un ministerio público quiera investigar lo van a presionar, lo van a quitar de su puesto o lo bloquean”, afirmó el especialista durante el seminario la lucha contra la Corrupción durante el próximo sexenio, organizado por Deloitte.

PUBLICIDAD

Te puede interesar: Existe desconfianza internacional hacía México por corrupción 

Los nombramientos del fiscal Anticorrupción, los 18 magistrados anticorrupción del Tribunal Federal de Justicia Administrativa y el titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), son otro pilar de este proceso y tiene que llevarse a cabo con transparencia y con certeza de que las personas nombradas son las más adecuada para los puestos.

El tercer reto en materia de corrupción para el próximo sexenio es fortalecer los Sistemas Anticorrupción estatales es también fundamental en el proceso de hacer frente a la corrupción, señaló Ríos.

Recordó que no existe certeza del perfil de los 21 fiscales anticorrupción que ya se establecieron en las entidades.

“Hay que poner un ojo en los estados, quién nos garantiza que no son compadres de los gobernadores”, dijo.

También resulta importante fortalecer la participación de la sociedad civil a través del Comité de Participación Ciudadana del sistema Nacional Anticorrupción.

“No se trata de decir, la corrupción de México es un cáncer, ya tenemos que parar con eso, tenemos que llegar con estrategias complejas y esos cuatro puntos creo que son vitales”, afirmó.

 

Siguientes artículos

Privacidad, bendito tesoro y mañas electorales
Por

Sé que no soy el único, recibir llamadas con encuestas tendenciosas y recibir publicidad en mis plataformas digitales co...