La aceptación social en un medio digital se mide en la cantidad de likes que se logra recaudar por cada publicación que se comparte en las redes sociales. Imágenes, canciones o comentarios son los contenidos con los que los usuarios buscan ser aceptados en el mundo de la web y un like es una moneda de pago.

Para Capptu esto ya no es suficiente. La empresa formada en 2014 trabaja en un novedoso formato de pago en donde pretende dejar a un lado los likes y pagar con dinero por cada publicación, en este caso fotos e imágenes a los usuarios más creativos y originales y así acercarles a las empresas sus trabajos para que puedan ser comprados y ocupados en campañas publicitarias y demás proyectos.

“Es una plataforma que permite que los fanáticos de la fotografía móvil puedan exhibir su contenido y puedan ponerlo a la venta para que empresas de publicidad, medio de comunicación y las áreas de comunicación de empresas puedan comprar este contenido directamente y poderlas utilizar para su publicidad”, dice a Forbes México, Manuel Villegas, CEO de Capptu.

Lee también Cómo ser líder en los tiempos del hashtag y los likes

PUBLICIDAD

Esta pequeña firma tiene la intención de romper el esquema tradicional de las agencias fotográficas en donde sólo los profesionales de la cámara y un exclusivo núcleo de conocedores, son los encargados de suministrar y manejar este tipo de contenidos.

Villegas calcula que a diario se suben a las diferentes redes sociales aproximadamente 1,800 millones de imágenes. Aquí es justo en donde el empresario y su equipo han encontrado, lo que dice, un nicho no explotado de talento y originalidad. “Esto representa una alternativa para que las grandes empresas o grandes medios puedan comprar contenido pagando los respectivos derechos”.

Capptu es una plataforma que comprende dos partes. Cuenta con una aplicación móvil que es gratuita, en donde la idea es que sirva de plataforma en donde los usuarios suban sus fotografías y a diferencia de otras redes sociales como Instagram, dice el directivo, tienen condiciones particulares.

“Nosotros pedimos que suban el archivo original porque lo que nos permite es conservar la calidad del contenido, a diferencia de otras redes porque en estas sólo el objetivo es que se puedan ver las imágenes. Aquí si alguien la quiere comprar, le mandamos el archivo completo para que la puedan editar y utilizar”, señala Villegas.

Esta compañía valúa las imágenes de los usuarios que suben sus fotos en diez dólares. “De cada imagen le pagamos 40% del valor al fotógrafo. El resto (60%) es para nosotros, una entrada operativa, para el desarrollo de la plataforma, digamos que es lo que nos llevamos por el desarrollo de la plataforma, por todos los gastos operativos que se tienen, incluso los mismos gastos del marketing”, cuenta el directivo.

Derechos de autor, ¿de quién son las fotos? 

Al momento en que algún usuario de esta plataforma decide compartir sus imágenes acepta algunas cláusulas en las que la plataforma detalla la manera en la que trabaja para poder compartir los contenidos con empresas y compañías.

“Lo que establecemos en nuestros términos y condiciones es que tú siempre vas a ser el autor, tú siempre tendrás los derechos patrimoniales de las imágenes, lo que estás vendiendo son licencias de uso de tu fotografía en un esquema que se llama Royalty Free, esto quiere decir que si alguien compra una licencia de la foto, te va a pagar una vez y va a poder usarla para siempre y en lo que quiera, pero tú también vas a poder usar y vender esa imagen muchas veces”, detalla el CEO.

Del lado de los compradores es igual, en los mismos términos y condiciones. Los que adquieren algún material que se exhibe en Capptu aceptan que compra una licencia del uso de la foto y en ningún momento pueden decir que compraron los derechos de la imagen total o que sean los autores.

Tres líneas de negocio

El negocio para esta empresa está diversificado en tres áreas. La primera es el banco general, que es en donde se pueden subir las fotos de forma libre, si una empresa entra a la plataforma y ve una imagen que le interesa, la compra y en automático le llegará una notificación al usuario en donde se le da aviso que vendió su fotografía.

La segunda línea para hacer negocio se llama Misiones. Es un modelo de economía compartida o colaborativa que tiene el objetivo de que una vez que la comunidad Capptu crezca, sus usuarios estén disponibles (como fotógrafos libres) que pueden estar a la disposición de las empresas. “Con esto permitiríamos que si tú necesitas una foto muy específica y no la encuentras ni siquiera en nuestro banco, entonces le podemos decir a nuestra comunidad que la tome. Lanzas esta Misión en donde puedes pedir la imagen. Esto tiene el plus que la recompensa puede ser atractiva, por ser única y por su urgencia y exclusividad”.

La tercer línea de negocio se define como Misiones Patrocinadas. Consiste en una dinámica similar (a la de Misiones) donde lo que se pretende es que las marcas puedan lanzar restos de fotografía patrocinados. Aquí, por ejemplo, lo que se puede hacer es que en lugar de que las empresas o marcas hagan dinámicas para premiara sus consumidores y en lugar de pedir que registren el código que viene en el empaque (de los productos), mejor lancen retos para captar algún momento o alguna situación de la vida real y después le tengan que tomar una fotografía para compartirla en nuestra plataforma. “Nosotros en estos ejemplos lo que ofrecemos a la comunidad serían premios, viajes  o efectivo”, dice Villegas.

 Cuántas imágenes se han vendido

En su banco de imágenes Capptu ya cuenta con más de cien mil imágenes, listas para su venta, sin embargo por su innovación de este proyecto, es prematuro hablar de cantidades.

“Al menos en México y América Latina el mercado de venta de imágenes así no existía. Nosotros comenzamos con esto el año pasado, sin ningún referente, entonces es importante que generemos una masa crítica de usuarios y de contenido antes de comenzar a vender. Durante el año pasado nosotros nos dedicamos únicamente a crear comunidad y crear masa de fotos, nuestra estrategia a corto plazo fue arrancar con misiones patrocinadas y en el tema de venta de fotografías como banco, es algo que empujaremos fuertemente en 2017″.

Capptu actualmente trabaja con corporativos, como Coca Cola, Mondelez, Samsung, American Eagle y planea abrir su mercado con marcas en los diversos sectores.

“Aún no llegamos a un volumen alto, sino más bien por proyectos. Individualmente hemos llegado a más de 200 fotos, pero por el momento hemos tenido más impacto en los proyectos para marcas. Por ejemplo, con Tang en 15 días le generamos más de 950 imágenes que es lo mismo que hemos hecho con Sidral Mundet, igual, cerca de 950. A Telcel le generamos más de 2,000 en 15 días, esa ha sido la estrategia que hemos seguido”.

 

Siguientes artículos

plataforma petrolera
OPEP confirma reunión con productores externos el 10 de diciembre
Por

El secretario general del grupo anunció que este encuentro, el primero en su tipo desde 2002, se realizará en Viena, y n...