El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que existe gasolina suficiente y se normalizará el abasto de manera paulatina en aquellos lugares donde se registró su disminución, al tiempo que informó que ha disminuido el robo de combustible en México.

En conferencia de prensa, López Obrador indicó que hay una disminución considerable en el robo de combustible, por lo que el paso que se dio fue importante y consistió en controlar todo el sistema de monitoreo de ductos.

Detalló que “ahora el informe indica 70 pipas robadas en promedio en los últimos días, cuando mucho 100, pero de 1,000 a 100 fue muy significativa la disminución, estamos cambiando todo el sistema de distribución, por eso en algunos puntos se ha padecido de desabasto, pero tiende a la normalidad”.

Explicó que se está buscando distribuir mediante ductos, pero también se está utilizando más pipas de los centros de almacenamiento hacia las gasolineras, el propósito es no permitir el robo, afirmó.

PUBLICIDAD

Agregó que se reforzará el plan de vigilancia en instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) por parte del Ejercito, y refirió que hoy por la mañana iniciaron 900 elementos la seguridad en dichas instalaciones.

El mandatario hizo un llamado a las personas que veían en dicha actividad ilícita, una manera de tener ingresos, “llamo a todo el pueblo para no caer en la ilegalidad, nunca se justifica un acto ilegal, pero menos cuando hay opciones, alternativas y cuando se está dando un buen ejemplo desde el gobierno, lo que venía sucediendo es que robaban arriba y daban el mal ejemplo”.

Expuso que se enfrenta el robo de combustible, veremos “quien se cansa primero: los que se roban el combustible o nosotros. Yo nada más les mando a decir que soy perseverante y ya dijimos: se acaba la corrupción, y sabemos que no va ser fácil, pero no vamos a flaquear”.

Detalló que en esta actividad ilícita existía “un sistema paralelo a Pemex de distribución que se creó y lo estamos eliminando, o sea, se permitió a través de los años el robo de combustibles con distribución, venta a particulares a través de distintos mecanismos, hasta de depósitos cercanos al consumo”.

Con estas palabras, el Gobierno mexicano trataba este lunes de calmar el descontento por el desabasto de combustible en varios estados del país, generado tras una ofensiva para combatir el alarmante nivel de robo de combustible que el año pasado alcanzó los 3,000 millones de dólares, según estimaciones oficiales.

Desde hace varios días, en estados del centro y occidente de México y en Tamaulipas, en el norte, automovilistas hacen largas filas para cargar los tanques de sus autos, sin que se tenga una fecha estimada de cuándo se restablecerá el suministro de manera normal.

La escasez de gasolinas se dio tras el cierre de ductos por los que se transportan combustibles desde refinerías y que se ha identificado son atacados por delincuentes, mientras que la petrolera estatal Pemex aumentó el traslado a través de carros tanques, pero que fue insuficiente para cubrir la demanda.

Con información de Reuters y Notimex.

También te puede interesar:

Secretaría de Energía admite falla logística por desabasto de gasolina

 

Siguientes artículos

Secretario de Comercio de EU ve posible un pacto con China
Por

Funcionarios de las dos mayores economías del mundo reanudaron sus negociaciones para acabar con la guerra comercial ent...