El gobierno de México está arriesgando que los inversionistas dejen ed apostar por más plantas de energía renovables en el país con su nueva política para el sector eléctrico nacional.

Con este tipo de riesgos generados por la incertidumbre en el sector energético, es muy probable que no haya más proyectos eólicos y solares en los siguientes cuatro años, comentó el vocero de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), Julio Valle, en entrevista.

Sus comentarios aparecen después de que la Secretaría de Energía (Sener) publicó un acuerdo que endurece la operación de nuevas centrales renovables con el objetivo de darle confiabilidad y orden al sistema eléctrico, el pasado 15 de mayo, además de que decidirá cuáles son las centrales más confiables para despachar primero, considerando factores como la congestión en la red, incluso la distancia que hay entre cada planta, y no cuál es la energía más barata para despacharse a los usuarios finales.

El Consejo Coordinador Empresarial consideró que el acuerdo es un ataque frontal a la certeza jurídica de las inversiones en México, pues los proyectos eléctricos renovables significan desembolsos por más de 30,000 millones de dólares.

Al menos 169 plantas solares y eólicas serían impactadas por el acuerdo que aglutinan cerca de 78,000 empleos directos en manufactura, construcción, operación y mantenimiento.

El economista y asesor de American Chamber México, Luis Foncerrada, expresó que el principal problema del acuerdo es el mensaje de cambio arbitrario a las reglas del juego, a pesar de que México requiere de inversiones privadas en la generación de energía, además de los empleos que se pueden generar

“Hay empresas que han decidido no explorar las inversiones planeadas ante la falta de certeza jurídica sobre los derechos de propiedad”, agregó.

Mientras la Iniciativa Privada ha criticado la medida y solicitado que se revierta, otras autoridades energéticas han apoyado a Sener. En comunicados separados, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), la Comisión Reguladora de Energía, y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) respaldaron las nuevas disposiciones jurídicas para darle certeza al sistema eléctrico.

“No creo que haya muchos inversionistas viendo cuál va ser sus proyectos en 2021-2024. Mientras no haya certidumbre no hay capacidad de nadie para inversiones adicionales”, concluyó Valle.

Lee también: Esto es lo que sabemos del conflicto eléctrico entre la IP y la 4T

 

Siguientes artículos

Viaje-vuelo-avion
Viajes post COVID-19, un gran reto
Por

La manera de viajar será totalmente diferente a como se venía haciendo años atrás y la industria turística está frente a...