Por María Fernanda Navarro y Fernanda Celis

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México (Semovi) no sabe o no quiere transparentar la cantidad de dinero que se ha acumulado en el Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón, al que se destina 1.5% de cada uno de los viajes que realizan los servicios de transporte privado a través de aplicaciones como Uber y Cabify.

Desde septiembre de 2016, el servicio de transporte privado Uber ha destinado alrededor de 240 millones de pesos (mdp) a un fondo integrado por dicha dependencia, sin embargo, la compañía desconoce cuál ha sido el uso de los recursos.

Por su parte, Cabify también informó que no tiene conocimiento de lo que se hace con dicho fondo.

PUBLICIDAD

Este fondo se formó desde julio de 2015 y tenía por objetivo destinar los recursos a mejoras del servicio de taxis que el gobierno capitalino concesiona y a otros programas para mejorar la movilidad del peatón. Un año y dos meses más tarde, en septiembre de 2016, se creó un fideicomiso integrado por las empresas de servicios de transporte privado como fideicomitente; Banco Interacciones como administrador de los bienes, y la Semovi como único beneficiario.

Al solicitar una entrevista con el equipo de comunicación de la Semovi para conocer el estado de este fondo y el destino de los recursos ingresados se contestó que la responsable de manejar los fondos era la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México.

Sin embargo, de origen se estableció que los fondos no se integrarían a la Tesorería del Gobierno de la Ciudad de México, sino que se destinaría a mejoras a los servicios de taxis.

Forbes México consultó a la Secretaría de Finanzas, quienes confirmaron que el organismo encargado del manejo y establecer el destino de los recursos era la dependencia que actualmente encabeza Carlos Augusto Meneses.

Durante una comparecencia ante los integrantes de la Asamblea Legislativa del distrito Federal (ALDF), Augusto Meneses informó que el fondo contaba con más de 188 millones de pesos a noviembre de 2017.

De acuerdo con José Alfonso Suárez del Real, diputado en la ALDF por Morena, la opacidad “total y absoluta” en el manejo de estos recursos constituye una violación a las reglas de operación con las que las que se estableció el fondo originalmente.

“Debe de haber un compromiso de transparencia y eso es lo que no hay, evidentemente la creación de un fondo tiene una serie de reglas de operación muy claras que obligan a quienes administran el fondo a informar de manera transparente cuál es la situación del fondo mes con mes a efecto de saber el monto de los ingresos recaudados y el destino de los recursos ejercidos, así de simple como lo digo, así viene en la regla”, apuntó el diputado.

Esta opacidad es similar a la poca transparencia que existe con los recursos del programa de Parquímetros que el gobierno de la Ciudad opera en convenio con empresas privadas, afirmó Suárez del Real.

“De igual forma y como se están echando la bolita con el dinero de parquímetros entre el titular de la Autoridad del Espacio Público (Roberto Remes), que dice que él no manejaba el recurso sino Finanzas y Finanzas transfirió, de la misma forma están haciendo con esta aportación que en principio era para generar los recursos necesarios en la aplicación del programa de visión cero y pasos peatonales inteligentes y los taxis”, apuntó en entrevista con Forbes México.

Desde su perspectiva los 180 millones de pesos se pudieron haber utilizado para apoyar a la reconstrucción de zonas de la ciudad devastadas con el sismo del pasado 19 de septiembre.

“Con 180 millones de pesos resolvemos el problema de al menos una colonia sin enfocarnos en cuestiones de reedificación de vivienda, sino simplemente de reparación de asfaltado y de banquetas, sin perder el espíritu para lo que son destinados estos recursos”.

 

Uber desconoce uso de fondo 

La empresa Uber señaló a este medio que desconoce el uso de los recursos solicitados por la Semovi desde septiembre 2016.

“Por este medio manifestamos abiertamente que Uber no participa ni tiene injerencia en las decisiones respecto al uso y destino de este fondo, mismo que está enfocado en la mejora de la movilidad de nuestra ciudad, como su nombre lo indica. Desconocemos cuál ha sido la utilización de estos medios hasta el momento”, contestó la compañía a una solicitud de Forbes México.

De igual manera, la empresa reiteró que se encuentra a favor de la transparencia sobre el destino de dicho tipo de fondos.

“Como ya hemos compartido anteriormente, esperamos que los recursos sean destinados al beneficio de la ciudad y sus ciudadanos. En Uber hemos cumplido en tiempo y forma con lo estipulado en la Regulación de Movilidad de la Ciudad de México desde septiembre de 2016, haciendo contribuciones trimestrales al Fondo para el Taxi, la Movilidad y el Peatón, correspondientes al 1.5% de cada viaje realizado en la Ciudad de México. Hasta la fecha el monto aportado por Uber está en torno a los 240 mdp”, informó la firma de transporte privado.

Según datos de Uber, en septiembre de 2016 aportaron 70 mdp al fondo; en enero de 2017 fueron 30 mdp, en abril del mismo año se reportaron 28 mdp, en julio aportó 24 mdp y en octubre fueron 29 mdp; mientras que en enero de 2018 se registraron 30 mdp y en abril de este año fueron 27 mdp.

Te recomendamos: Uber desactivó cerca de 9,000 conductores en México el año pasado

 

Siguientes artículos

Así pretende Scotiabank ganar en México con la bandera de la diversidad
Por

El banco canadiense, que lleva 13 años trabajando en estrategias internas de fortalecimiento de la diversidad, promovió...