Por Alex Knapp

Si todo va bien, el día de hoy a las 14:45 horas, tiempo de México, SpaceX lanzará su cohete Falcon Heavy. Si tiene éxito, este será el primer lanzamiento exitoso del gigantesco cohete, lo que lo convertiría en el más poderoso actualmente en operación.

Debido a que éste es un vuelo de prueba, el cohete no lanzará ninguna carga útil comercial. Esto no quiere decir que no tendrá nada a bordo: la compañía tiene la intención de lanzar un Tesla Roadster rojo cereza. La segunda etapa del cohete tendrá como objetivo poner el automóvil en una “órbita elíptica de precesión Tierra-Marte alrededor del Sol”, según un comunicado de la compañía.

Musk, aficionado a la integración de referencias a la cultura pop en sus productos, publicó en su cuenta de Instagram una serie de fotografías mostrando al Roadster con un Starman, aludiendo al tema del mismo nombre de David Bowie, en el puesto del piloto, y ha dicho que el auto reproducirá infinitamente el tema “Space Oddity”, del artista británico.

PUBLICIDAD

Starman in Red Roadster

A post shared by Elon Musk (@elonmusk) on

El auto en sí estará equipado con sensores para recopilar datos y con tres cámaras para capturar su actividad, según el CEO de SpaceX, Elon Musk.

La primera etapa del Falcon Heavy se compone de tres núcleos que son idénticos a la primera etapa del cohete Falcon 9 de la compañía. De hecho, dos de los núcleos están siendo reutilizados de lanzamientos anteriores del Falcon 9, de acuerdo con SpaceX. La compañía intentará conectar los tres propulsores para su reutilización futura.

Debido a que éste es el primer vuelo, hay muchas cosas que pueden salir mal y una falla en el lanzamiento no queda descartada.

“SpaceX está integrando 3 núcleos Falcon 9, cada uno con 9 motores de cohete. De modo que si hay un problema con incluso uno de los 27 motores, el lanzamiento será un fracaso”, dijo Bill Ostrove, analista aeroespacial de Forecast International.

En una conferencia de prensa con reporteros ayer, Elon Musk admitió que había una posibilidad de fracaso, pero expresó sus esperanzas de que el fracaso ocurra “lo más tarde posible” para que la empresa pueda recopilar la mayor cantidad de datos.

“Si explota la plataforma, será un verdadero inconveniente. Tomaría entre 9 y 12 meses para que la plataforma vuelva a funcionar”, dijo.

“Será una prueba emocionante o un fracaso emocionante”, continuó. “Entonces será emocionante de una forma u otra”.

Aquí podrás ver el lanzamiento en vivo:

 

Siguientes artículos

Con la digitalización entre las manos, es literal
Por

A los mexicanos nos gusta sentir que tenemos en nuestras manos las cosas importantes, lo trascendental; eso sucede con l...