Las entidades federativas que más han aumentado su deuda son: Coahuila, Nayarit, Chiapas, Veracruz y Zacatecas. 

 

El endeudamiento de los estados y municipios es responsabilidad de aquellas entidades que solicitaron créditos a pesar de que ya contaban con una carga financiera importante y no de la banca en México, así lo consideró Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

PUBLICIDAD

“Todos los créditos que otorga la banca son para deuda pública productiva. Es decir, que tienen el propósito de generar mayores ingresos a los estados. Sin embargo, hay algunas entidades en donde no se invirtió en su totalidad para la deuda pública productiva”, precisó el directivo tras el encuentro realizado en Palacio Nacional, en donde se dieron cita Luis Videgaray, secretario de Hacienda; los presidentes de las cámaras de Diputados y Senadores, así como gobernadores de algunas entidades del país, como Eruviel Ávila y Manuel Velasco, del Estado de México y Chiapas, respectivamente.

En este sentido, el directivo aseguró que Coahuila es un ejemplo de los estados que se endeudaron de manera irresponsable. “Ahí sucedieron varias problemáticas que propiciaron que no se invirtiera de forma productiva”, sentenció.

Hasta marzo de 2015, la entidad gobernada por Rubén Moreira Valdez tenía una deuda que ascendió a 37,214 millones de pesos (mdp), de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda.

Asimismo, desde 2001 a la fecha, la deuda de los entes públicos locales se ha incrementado 8% promedio anual, mientras que durante la presente administración, la deuda de México ha crecido 3% anual, revelan datos de la dependencia.

Los estados que más han aumentado su deuda son: Coahuila, Nayarit, Chiapas, Veracruz y Zacatecas.

Para Robles Miaja, la Reforma de disciplina financiera de estados  y municipios tiene gran trascendencia para el marco institucional de México, ya que establece un régimen de responsabilidad fiscal de las entidades.

“Esta reforma confirma que la estabilidad económica es una prioridad para todos los gobiernos de la República, tanto estatal como federal y los dos poderes de la Unión. Esta estabilidad es fundamental porque garantiza que en el futuro tengamos un crecimiento económico sostenible. No hay crecimiento sin estabilidad”, aseveró.

Al cierre del primer trimestre de 2015, el deuda de estados y municipios es de 510,030 millones de pesos (mdp), equivalentes al 3.1% del PIB nacional.

 

 

Siguientes artículos

shell
Shell podrá iniciar actividades de exploración en el Ártico
Por

La compañía ha gastado unos 7,000 millones de dólares en exploración en el Ártico.