En plática con empresarios y financieros quedó claro que lo que pensamos que era percepción, se volvió realidad: el endurecimiento de las reglas que hacen más restrictivo el crédito.

Con esto las perdedoras inmediatas son las pymes. En el caso de esta industria de la vivienda y la construcción, ya es usual que no tengan acceso a financiamiento de la banca, pero ahora menos.

Ahora la esperanza se centra en otras instituciones como banca de desarrollo, (de segundo piso) y otras entidades financieras.

Son las Pymes, las de menos de 10 empleados y ventas menores a las que no ve la banca.

PUBLICIDAD

Pero ahora el riesgo de la restricción puede extenderse a otras pequeñas empresas de todas las industrias, en particular de la construcción de viviendas.

Platicamos la semana pasada con Víctor Borrás Setién, ex director durante una década del Infonavit hoy fundador y director de una Sofom: Bien para bien, que brinda créditos justo a empresas pequeñas con monto promedio de 1 millón 200 mil pesos a cinco años.

Nos contó que de acuerdo a sus posibilidades este año atenderá a 200 empresarios, lo que representa aproximadamente 200 millones de pesos, y que es lo doble que el 2016.

Tiene destinado el 25% de su cartera a este rubro, pero la demanda le exige crecer. Y esto es una posibilidad que no se puede negar, confesó.

 

Análisis bancario optimista

En enero, en el “Magno Evento Hipotecario de BBVA Bancomer”, Carlos Serrano, economista en Jefe, indicó que a pesar del entorno complicado y lleno de retos que se presenta en el país, la banca observa áreas de oportunidad en el bono demográfico y el rezago de vivienda, por lo que opinó que seguirá creciendo su participación en el sector.

Estimó que la banca prevé para este año una derrama de 163 mil 300 millones de pesos, lo que representa un incremento de 7.5%, luego que se espera una mayor oferta de vivienda media y residencial.

“Actualmente la cartera de crédito total de la banca en el sector vivienda representa el 14% del Producto Interno Bruto, se tiene la convicción de incrementar esta participación hasta el 20% en 2025, lo que significará tener incremento del 10% en los próximos años”.

El analista indicó que el desarrollo del sector tendrá como principales detonadores la accesibilidad de los créditos por parte de la banca y el gobierno, así como la generación de empleo y el crecimiento de la clase media, los dos últimos elementos condicionados a la estabilidad económica que hay en México.

Agregó que si bien el inventario ha disminuido 265 mil viviendas anuales, ello no representa un problema para el sector, sino al contrario es muestra de salud para el mercado, pues “es un stock que absorber, lo que indica que la industria ya maduró, que la industria sabe adaptarse”.

Por último, el economista en Jefe, comentó que el sector de la vivienda encontrará un crecimiento importante en la Ciudad de México, Toluca, la región del Bajío y sureste, lo cual no compromete la salida de cartera, la cual tiene un índice de morosidad del 3%.

 

Se detiene la construcción

Sobre el comportamiento de la construcción durante 2017, Carlos Serrano informó que la industria de la construcción no crecerá, luego que los ajustes presupuestales y el recorte del 34% en el programa de subsidios a la vivienda tendrán un fuerte impacto.

Detalló que el segmento de infraestructura sufrirá una caída, mientras que la edificación y comercialización de vivienda observará una menor actividad en la vivienda de interés social; sin embargo, el crédito puente continuará con buen dinamismo con una derrama de 50 mil millones de pesos.

 

Impacto de los recortes

Trascendió que los ajustes en cuenta corriente del gobierno federal obligarán a restringir incluso montos en créditos de créditos a la vivienda.

Este es un tema que impactará a aquellos organismos que dependen del erario público.

Ante esto consultamos a Víctor Borrás quien afirmó que el Infonavit debe resurgir como el “gran salvador” en estos tiempos, pues no depende del presupuesto federal y sí tiene recursos.

Por ello, dijo, debe probar que tiene capacidad para generar proyectos y productos y, sobre todo, operarlos.

Agregó que ante la demanda creciente de créditos para vivienda, de mexicanos que aspiran a comprar casa, el Infonavit puede realmente ayudar con acceso a recursos a la población de más bajos ingresos. Y a través de sus convenios con la banca comercial, apoyar a aquellos que requieren comprar vivienda media y residencia.

 

Pregunta:

¿Qué riesgo existe de dejar dar créditos para la vivienda de organismos que dependen del presupuesto?

 

Agenda:

Marzo 17, desayuno Líderes de la Vivienda desde Hermosillo, Sonora.

Marzo 21 y 22, The Real Estate Show 2017.

Marzo 22 al 24, Convención Nacional Bancaria.

Hasta el próximo jueves desde forbes.com

 

Contacto:

Correo: [email protected]grupoenconcreto.com

Twitter: @marielzuniga_

Facebook:  mariel.zuniga.906

Página web: grupoenconcreto.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Primero Instagram… ahora WhatsApp copia a Snapchat
Por

La nueva función de la app de mensajería permitirá a sus usuarios compartir historias con sus contactos seleccionados, a...