Entre mejor entendamos los riesgos de cada inversión, mejor lograremos que nuestro portafolio dé los resultados conforme a nuestras expectativas y objetivos.

 

Para poder adentrarnos en el mundo de las inversiones necesitamos aprender qué es el riesgo financiero y cómo se calcula.

Sorprende que muy pocas veces se inicie una conversación respecto a invertir en un producto financiero abordando la variable más importante: el riesgo. No hay que tenerle miedo al riesgo, ya que, de hecho, debe ser lo primero que tengamos en cuenta antes de hacer cualquier inversión.

PUBLICIDAD

Entre mejor entendamos los riesgos de cada inversión dentro de nuestro portafolio y el riesgo conjunto de las mismas, más se comportará dicho portafolio conforme a nuestras expectativas y objetivos.

El riesgo financiero puede entenderse como la desviación en el rendimiento de cualquier producto financiero, respecto al rendimiento esperado.

Atención: hablamos de rendimiento esperado porque si existe la posibilidad de que el rendimiento en una inversión no se cumpla, lo que pasa prácticamente en todas las inversiones; independientemente de qué tan grande o pequeña sea dicha posibilidad, existe riesgo financiero.

Tengamos en cuenta que esta desviación puede ser también positiva, es decir, el rendimiento observado de una inversión puede ser mayor o menor al que el mercado esperaba inicialmente (analistas, inversionistas, especuladores), así que un nivel particular de riesgo financiero también puede terminar siendo fuente de excelentes noticias.

Ahora ya sabemos que es importante conocer qué riesgo financiero está asociado a cualquier inversión. Supongamos que nos dan un número y nos dicen que ese número es el riesgo financiero de un producto financiero en particular, digamos 10%. Ese número así aislado, desafortunadamente, como que no nos dice mucho y nos deja más o menos igual.

 

¿Es alto o es bajo este riesgo?

En realidad, el riesgo financiero en su definición más simple es una medida estadística conocida como la desviación estándar que nos dice, con una cierta probabilidad basada en un comportamiento observado, qué tanto puede desviarse un número de su valor esperado en un periodo de tiempo determinado.

Como en los mercados financieros nos gustan los estándares para entendernos mejor, generalmente cuando hablamos de riesgo financiero nos referimos a la desviación estándar del valor de una inversión en un año.

En otras palabras, cuánto puede cambiar el valor de esa inversión (su precio) durante los siguientes 12 meses, con una probabilidad preestablecida de 68%. Generalmente nos interesa una mayor certidumbre, por lo que muchas veces usamos 2 veces la desviación estándar como rango de referencia, ya que nos da una probabilidad de poco más de 95%.

Sigamos alertas: el riesgo financiero, si bien es la variable más importante que debemos conocer para la toma de decisiones respecto a una inversión, dista de ser una medida perfecta porque, entre otras cosas:

 

  • Se utilizan precios históricos para su cálculo y, en finanzas como en tantas otras cosas, el comportamiento pasado no es garantía de que vaya a repetirse en el futuro, aun cuando es útil saber qué tanto fluctúa una inversión.
  • La probabilidad de que el riesgo financiero observado sea menor o igual al valor calculado es menor al 100%, por lo que siempre existe la posibilidad de que el riesgo financiero acabe siendo mayor, como observamos cuando ocurren crisis financieras de gran escala.

 

A pesar de sus imperfecciones, conocer el riesgo financiero de una inversión es el primer paso para invertir. ¿Y qué pasos siguen? Pronto estaremos hablando de diversificación, alertas, revisiones periódicas y otras herramientas, que nos sirven para lograr invertir en productos financieros atractivos y, al mismo tiempo, construir un portafolio robusto de inversiones.

En Kuspit nos preocupamos porque nuestros viajeros estén informados sobre los riesgos de sus portafolios y, por lo tanto, junto con el rendimiento, siempre hacemos visible a nuestros clientes sus portafolios y los portafolios de los viajeros a los que siguen.

En el Mapa de Inversión de Kuspit puedes explorar los riesgos de distintos instrumentos financieros, desde la deuda gubernamental hasta los valores que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, compararlos entre sí y entender sus diferencias. Y, además, es gratis.

 

 

Contacto:

www.kuspit.com

[email protected]

 

 

Siguientes artículos

Bolivia: Evo Morales cambia de suéter
Por

La pérdida del consenso de la base orgánica del partido, obreros e indígenas, los estratagemas para cambiar la Constituc...