Tras las afectaciones de los fenómenos meteorológicos en las costas mexicanas, bancos y aseguradoras  han organizaron iniciativas de acopio y apoyo monetario para los damnificados.

 

 

Después de las inundaciones que sufrieron  los habitantes  de  Guerrero, Veracruz y Tamaulipas por los fenómenos naturales ‘Ingrid’ y ‘Manuel’ en las costas mexicanas,  organismos financieros  han presentado  diversas acciones  para ayudar a las zonas más afectadas.

PUBLICIDAD

En un comunicado,  la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), pidió a las instituciones financieras  instrumentar herramienta  que faciliten  operaciones y pagos bancarios y presentar reclamos por los siniestros ocurridos.

AXA Seguros anunció en un comunicado  beneficios adicionales a los clientes de autos ante los daños ocasionados por el paso de huracanes y tormentas. Si el auto no puede circular y no pudiera regresar al lugar de residencia, AXA rembolsará gastos de transporte  y trasladará de manera gratuita la unidad al lugar de residencia para reparación.

La Fundación BBVA Bancomer ha enviado 10 toneladas de despensas a Guerrero y Tamaulipas,  estableció dos centros de acopio de alimentos en sus sedes corporativas y  aportará la misma cantidad por cada donativo recibido, que destinará a reequipamiento de escuelas.

Banamex  anunció el arranque de su campaña uno por uno, con la apertura de la cuenta 15, sucursal 100 a nombre de Fomento Social Banamex, con la que se compromete a aportar un peso por cada peso depositado por el público, en beneficio de las familias afectadas, anunció en un comunicado.

Seguros GNP absorberá el costo de transporte de regreso a su lugar de origen, tanto del asegurado como de sus acompañantes. En caso de pérdida parcial, el asegurado no tendrá que esperar la reparación ni regresar por su vehículo, se reparará  y la empresa llevará la unidad a su lugar de residencia.

Walmart de México abrió 323 centros de acopio en D.F. y zona metropolitana, Estado de México y  municipios de Guadalajara, Monterrey y Puebla a través de las tiendas Bodega Aurrera, Superama, Walmart y Sam’s Club. La ayuda recibida será distribuida por Cruz Roja Mexicana.

La firma bancaria HSBC abrió la cuenta 111, referencia México,  para que el público y usuarios puedan efectuar donativos a los damnificados en las más de 1,000 sucursales y cajeros automáticos de la empresa.

El Infonavit ofrecerá una prórroga de pagos  en la zonas damnificadas, el pago del crédito sin capitalización de intereses a los acreditados con relación laboral vigente, de los municipios que sean declarados zona de desastre

Los acreditados que realizan directamente el pago de sus hipotecas, podrán realizar un pago mensual de al menos 100 pesos durante los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2013.

 

Turismo  varado

 

Mientras las labores de ayuda humanitaria se realizan en las zonas de desastre,  miles de turistas esperan para ser evacuados de  Acapulco, devastado por las tormentas y afectado por la falta de alimentos y agua que llevó a las fuerzas de seguridad a custodiar comercios para evitar saqueos.

Las autoridades calculan que unos 40,000 turistas están varados en el lugar, y varias líneas aéreas y aviones militares hacían vuelos extraordinarios desde el martes para evacuar a las personas hacia la capital del país, según información de la agencia Reuters.

El gobernador del estado, Angel Aguirre, calculó el martes en unos 5,000 millones de pesos los daños en carreteras, puentes y miles de viviendas.

El Estado dispone de 12,000 millones de pesos de un fondo de desastres naturales y de un seguro contra catástrofes para atender la reconstrucción que será “indudablemente cuantiosa”, dijo el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

 

 

 

Siguientes artículos

Facebook actualiza su aplicación para iPhone
Por

La red social rediseñó su app para facilitar la navegación.   Aprovechando la liberación del iOS 7 para dispositivo...