La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) presentó su Informe de Coyuntura, Mayo 2019 “Nicaragua en Crisis Política y Socioeconómica”, el cual estima que se pierdan 66,000 y 98,000 empleos.

Si los pronósticos van sobre esa dirección 243,000 y 276,00 personas estarán en el desempleo abierto a finales de este año.

El resultado ante el Índice de democracia liberal en comparación con todos los países latinoamericanos sitúan a la región con un 15%; siendo el país que experimenta un deterioro democrático.

En cuanto a los Indicadores de libertad de expresión y asociación la califican como severa, monopolística, directa y rutinaria; la libertad individual fue presentada como débilmente respetada por las autoridades.

La actividad económica ha presentado diez meses seguidos de contracción económica, 5.2% entre abril 2018 y febrero 2019. En la exportación de sus principales productos que son el café, azúcar, carne y el oro se espera un aumento en los precios.

La inflación acumulada en abril 2019 fue de 2.8% y la interanual de 5.8% siendo las causantes el deslizamiento cambiario, condiciones climáticas, políticas de subsidio, aprobación de contingentes de importación, precios mundiales del petróleo y alimentos.

Puedes leer: En lo que va del año inflación acumulada en Costa Rica alcanzó 0.55%

La crisis de confianza resulta negativamente en turismo (-35%), inversión extranjera (-53%), depósitos (-25%), préstamos externos (-30%), reservas internacionales (-25%) y consumo (-4.8%).

Funides añadió al final de la Coyuntura que en caso de extenderse la crisis, la mitad de la población enfrentaría riesgo de pobreza.

Declarando que la confianza de los consumidores, empresarios e inversionistas, así como la seguridad ciudadana y la cohesión social, sólo podrá restablecerse  con acuerdos políticos que aseguren un cambio en el rumbo de Nicaragua.

Puedes leer: Emprendedores, de los más afectados con la crisis en Nicaragua

 

 

 

Siguientes artículos