Se estima que el envejecimiento reducirá el crecimiento económico anual total en un 0.4% entre 2014 y 2019, y en una escala mucho mayor del 0.9% entre 2020 y 2025, según Moody’s en un reporte.

 

El ritmo de envejecimiento de la población mundial implicará que el crecimiento de la economía se ralentice en los próximos 20 años, tanto en economías desarrolladas como emergentes, indicó la agencia calificadora Moody’s en un reporte.

Moody’s menciona  que, contrario a lo que se cree, el envejecimiento de la población no se limita solamente a las economías desarrolladas, pues “países como Rusia, Tailandia, Chile y China tienen características demográficas en rápido deterioro. Hasta países relativamente jóvenes, como Brasil y Turquía, están envejeciendo. Además, el ritmo de envejecimiento de algunos de estos países es más rápido que el de las economías desarrolladas”.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el reporte, el 20% de la población de Italia, Alemania y Japón tiene una edad mayor de 65 años. Para 2020, el número de países con esta proporción de población envejecida subirá a 13 y en 2030 serán 34.

“Se estima que el envejecimiento reducirá el crecimiento económico anual total en un 0.4% entre 2014 y 2019, y en una escala mucho mayor del 0.9% entre 2020 y 2025”, comenta Elena Duggar, vicepresidenta  Senior de Moody’s, a propósito del reporte.

La calificadora menciona también que el crecimiento de la población en edad de trabajar entre 2015 y 2030 será sólo la mitad de lo que aumentó en los 15 años previos.

Por otra parte, los gobiernos y empresas enfrentarán mayores costos en el pago de pensiones en la medida que más personas entren en edad avanzada.

“Estos beneficios fueron desarrollados hace décadas, cuando la demografía se inclinaba hacia los trabajadores más jóvenes  que a los beneficiarios jubilados. Impulsada por el aumento de la longevidad y las tasas de natalidad más bajas en las décadas siguientes, el porcentaje de población mayor de 60 años o más está creciendo rápidamente en toda la zona OCDE y muchos otros países, entre ellos China”, agrega.

También el envejecimiento poblacional reducirá las tasas de ahorro e inversión, pues, de acuerdo con cálculos de Moody’s, el incremento de 1% en la tasa de dependencia (la relación entre la población de más de 65 años y la población entre 15 y 64) llevará a una disminución de entre 0.5 y 1.2% en los índices de ahorro promedio.

Madhavi Bokil, vicepresidente asistente de Moody’s y coautor del informe, dijo que “las reformas de políticas a mediano plazo que mejoren las tasas de participación laboral, racionalicen la migración y mejoren los flujos financieros podrían mitigar parcialmente el impacto del envejecimiento sobre el crecimiento económico”.

 

 

Siguientes artículos

Familias de EU aún pasan por estrés económico tras recesión: Fed
Por

Los consumidores aún se abstienen de comprar y tomar decisiones importantes, según un informe de la Reserva Federal....