EFE.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, recibió este martes a un emisario del mandatario estadounidense, Joe Biden, quien según confirmaron fuentes oficiales le entregó en manos una invitación para asistir a la Cumbre de las Américas.

Bolsonaro, que aún no termina de confirmar si asistirá a la cita continental prevista para celebrarse en Los Ángeles entre los días 8 y 10 de junio, no hizo comentarios sobre la reunión con el exsenador demócrata Christopher Dodd, que no figuraba en su agenda pero fue confirmada a Efe por fuentes de la Presidencia.

Según esas mismas fuentes, Dodd le entregó personalmente una invitación para la Cumbre de las Américas dirigida por Biden, quien está en medio de una ofensiva diplomática para intentar minimizar las ausencias en la conferencia de Los Ángeles.

Otras fuentes han dicho que Dodd, asesor especial designado por la Casa Blanca para la Cumbre, hasta le aseguró a Bolsonaro que, en Los Ángeles, podría tener una reunión bilateral con Biden, aunque ese extremo no fue confirmado por la Presidencia brasileña.

Hasta ahora, al menos en público, Bolsonaro sólo ha dicho que aún no ha decidido sobre su posible asistencia, que está “estudiando” el asunto y que su viaje dependerá de “muchas cosas”, aunque no terminó de especificar ninguna.

La Casa Blanca ha dado a entender que Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitados a esa cita, lo que ha causado malestar en varios Gobiernos de América Latina, que no asistirían en rechazo a esa decisión.

El primero en protestar por la potencial exclusión de estos tres países fue el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien anunció su ausencia si no se invita a todos los países de América, una postura a la que posteriormente se sumó el mandatario boliviano, Luis Arce.

Esa posición podría ser imitada por algunos países del Caribe e intentará ser reforzada en una reunión de líderes de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) que ha sido convocada por Cuba para el próximo viernes.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

En el caso de Bolsonaro, líder de una emergente ultraderecha, no pesan los casos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, pero su relación con Biden no es de las mejores, al punto de que en la campaña electoral de 2020 en Estados Unidos apoyó abiertamente al entonces mandatario Donald Trump.

Así como Trump, el mandatario brasileño también puso en duda el resultado de esas elecciones y fue uno de los últimos líderes mundiales en reconocer la victoria de Biden.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Rusia ronda de negociaciones Rusia Ucrania default
EU dejará que expire la licencia de pago de la deuda rusa
Por

El Departamento del Tesoro de los EU dijo esta mañana en su página web que no prorrogaría una licencia de Rusia, que exp...