Obama es reacio a enviar soldados estadounidenses a zonas de conflicto en Oriente Medio.

 

Reuters

El presidente Barack Obama descartó el lunes un cambio en la estrategia para combatir al grupo radical Estado Islámico pese a los mortales ataques en París y dijo que desplegar más tropas estadounidenses en terreno, como quieren sus críticos, “sería un error”.

En declaraciones luego de la cumbre del G-20 en Turquía, Obama describió los atentados en Francia que dejaron al menos 129 muertos como un “revés terrible” y prometió redoblar los esfuerzos para destruir a Estado Islámico, incluso cuando el grupo amenazó con atacar Washington.

Consciente de las dificultades que Estados Unidos enfrentó para controlar Irak tras su invasión en 2003, Obama es reacio a enviar soldados estadounidenses a zonas de conflicto en Oriente Medio.

“Continuaremos con la estrategia que tiene la mejor posibilidad de funcionar”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa, en la que añadió que habrá “una intensificación” de la campaña contra Estado Islámico.

Obama ha sido criticado por su manejo de las guerras en Siria e Irak, y algunos republicanos instaron a tomar una postura más agresiva que incluya más soldados estadounidenses en terreno en la región.

La mayoría de los estadounidenses dijeron que quieren que su país intensifique su campaña contra Estado Islámico luego de los ataques en París, pero la mayor parte se opone a enviar tropas a Irak o Siria, donde el grupo extremista estableció un califato, según un sondeo de Reuters/Ipsos.

 

Siguientes artículos

mercados-financieros-bolsas
Wall Street gana pese a incertidumbre por ataques en París
Por

Los inversionistas apostaron a que los sangrientos ataques del viernes en París tendrán efectos mínimos a largo plazo en...