El proyecto contempla 4 ejes para mejorar la competencia y bajar los costos del crédito. Incluye 13 iniciativas para modificar 34 ordenamientos.

 

El presidente Enrique Peña Nieto presentó este miércoles la reforma al sistema financiero, que busca disminuir costos a los usuarios de servicios financieros y dotar a la banca de desarrollo de nuevas facultades para dar financiamiento al sector productivo.

“La reforma busca incrementar los niveles de crédito que están por debajo de otras métricas internacionales. La banca mexicana es una de las que menos prestan y esto afecta a quienes más lo necesitan. Las pequeñas empresas generan el 74% de los empleos pero tienen acceso sólo al 15% del crédito”, denunció el mandatario.

PUBLICIDAD

Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), detalló que en Mexico el crédito al sector privado representa apenas el 46% de los activos de la banca, mientras que en países como Chile esta proporción alcanza el 72%.

Explicó que por ello, la serie de 13 iniciativas que buscan modificar 34 leyes atienden a cuatro ejes principales:

 

1. Un nuevo mandato para la banca de desarrollo. Videgaray explicó que la banca de desarrollo ha tenido un mandato conservador que implica una fuerte vigilancia al capital, por ello ahora se buscará una mayor dirección de recursos a la innovación y creación de patentes con una perspectiva de género.

2. Fomento a la competencia. Los bancos estarán imposibilitados por ley para realizar ventas atadas. Se creará un buró de instituciones y un buró universal de clientes cumplidos. Asimismo, una vez que la ley entre en vigor, la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) tendrá 120 días para realizar una evaluación del entorno de competencia para formular recomendaciones e incluso aplicar sanciones.

3. Generar incentivos. La SHCP evaluará el desempeño de la banca múltiple y sus niveles de crédito, en función a ello girarán las nuevas autorizaciones.

4. Certidumbre jurídica. Se simplificarán las reglas para la ejecución de garantías y los procesos mercantiles. Se prevé elevar a nivel de ley los estándares de Basilea III y se prevén nuevas reglas para quiebras bancarias.

 

Banca usurera

En el evento de presentación, celebrado en el alcázar del Castillo de Chapultepec, estuvieron presentes los presidentes de las tres principales fuerzas políticas.

Así Jesús Zambrano, líder del Partido de la Revolución Democrática señaló que la iniciativa obedece a la necesidad de tener una verdadera banca social.

“No existe una verdadera banca. Tenemos una banca usurera, que no arriesga, tenemos un moderno modelo agiotista. En esta iniciativa tenemos serias reservas”, dijo.

Por su parte Gustavo Madero, líder del Partido Acción Nacional, enfatizó que la reforma financiera no es una reforma fiscal. “Es una iniciativa profunda que deberá ser analizada”, manifestó.

En su ponencia, Cesar Camacho Quiroz, representante del Partido Revolucionario Institucional, señaló que en la discusión no debe perderse de vista que la reforma financiera busca que el país no sólo tenga buenas finanzas federales sino buenas finanzas familiares.

 

 

Siguientes artículos

Crecimiento de emergentes cae en abril: HSBC
Por

Su inflación también ha desacelerado, por lo que no se han presentado constricciones de la política monetaria.   El...