Por Natali Faxas

Santo Domingo, República Dominicana.- La vicepresidenta de estrategia comercial de Banco Múltiple Caribe (Bancaribe), Isleyda Peña, destaca los números positivos de esta compañía, y atribuye parte de su éxito a una política de equidad que ha sido impulsada por un liderazgo masculino.

El hombre no es indispensable, dice, pero sí puede ser un soporte para que más mujeres ocupen altos cargos dentro de las empresas donde laboran. “Cuando un hombre impulsa el crecimiento de la mujer… nos ayuda acortar el tiempo para lograr el objetivo de (mayor) participación de la mujer en altos mandos directivos de la organización”, explica la ejecutiva. En el banco el 66% de puestos directivos y alta gerencia es ocupado por mujeres, asegura Peña.

El Banco Caribe tiene como presidente ejecutivo a Dennis Simó y sus nueve miembros del Consejo de Administración son hombres. Por eso es que la vicepresidenta de estrategia comercial explica que ha sido una visión masculina la que impulsado una política de equidad y no discriminación que ha dado buenos resultados económicos a la compañía.

PUBLICIDAD

El Ranking Sectorial Financiero 2017 de Argentarium ubicó a Banco Caribe en el puesto número uno sobre crecimiento comercial, con un aumento de cartera en 31.2%, de depósito en 14% y activos en 13.6%. De acuerdo con las 24 variables de este estudio que posiciona a los bancos de mejor desempeño, Banco Caribe se ubicó en el puesto 14 de 18.

Puedes leer:  ¿Las mujeres necesitan ser directivas para ser exitosas?

Peña agrega otros logros del banco: la cartera de préstamos personales 2017, creció más de un 60% y la de tarjeta de crédito un 28%, lo que significa tres veces el crecimiento del mercado el año pasado, sostiene. Los resultados de esta entidad financiera demuestran que la igualdad de condiciones entre empleados es rentable, aunque para muchas empresas incómoda, por la cultura patriarcal que las lidera, entiende.

“Me parece que (algunas compañías) no han podido entender cómo mantener una equidad y equilibrio entre géneros y condiciones de equidad dentro de la organización, permite que se promueva una serie de indicadores que van a fomentar la productividad, y por ende la rentabilidad”, analiza.

La ejecutiva explica que desde el 2015, este banco viene adoptando cambios significativos dentro de la compañía y que este crecimiento no ha sido solo por las condiciones de negocios, “sino porque hemos transformado nuestras raíces, que es el personal, nuestra gente ´caribe´, como decimos”.  Una de las medidas que menciona, ha sido aumentar cinco días adicionales de licencia para los padres, a los tres que por ley les toca por nacimiento de su bebé. Parte de sus resultados, agrega, ha sido un ambiente más tolerante y empleados más comprometidos.

“Si desde una alta gerencia, que como normalmente venimos de culturas patriarcales son hombres, no se promueve (el liderazgo femenino), se hace mucho más largo el camino para la mujer”, agrega. Los estudios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) arrojan que apenas el 4.2% de las 1,259 empresas cotizadas en países de América Latina y el Caribe tenían una directora ejecutiva.

Isleyda Peña es una de las panelistas que participará en el Foro Forbes Mujeres Poderosas, a celebrarse el próximo 26 de julio en el hotel Catalonia Santo Domingo.

Peña completará el panel “Equidad: la práctica más incómoda, pero conveniente”, junto con Juana Barceló, CEO de Barrick Pueblo Viejo, Frances Rios, CEO de WomanPreneur e Ilya Marotta, vicepresidenta ejecutiva de Ingeniería y Administración de Programas para la Ampliación del Canal de Panamá.

 

Siguientes artículos

Kylie Jenner: 20 años y una fortuna de 900 mdd
Por

A menos de tres años del lanzamiento de su marca Kylie Cosmetics, Jenner podría convertirse muy pronto en la multimillon...