Desafortunadamente el pesimismo nos está ahogando y es fácil caer en esta trampa “donde todo parece que está mal”. A pesar de lo que muchas personas piensan, creo es el momento para que las personas, las organizaciones #dupliquensusesfuerzos, no es momento para dar reversa o cantar retirada, es cuando más debemos invertir tiempo de calidad en nosotros, en nuestras empresas, en los equipos, en cuidar de nuestra salud, en cuidar de nuestra psicología, en cuidar nuestro tiempo y sobre todo en entender qué más podemos hacer por las personas a nuestro alrededor.

Hoy el mundo requiere de una nueva generación de líderes, líderes de la nueva era.

Los líderes de la nueva era:

  • Presentan soluciones, no recitan problemas.
  • Reconocen que cuando no invierten en ellos, en su desarrollo, están debilitando al mundo, entre más inviertas en tu nivel de competencia, más confianza habrá en tu vida y podrás irradiar a los demás.
  • Dan un poco más, se hacen la pregunta: ¿qué pasaría si fuera capaz de dar un poco más por el mundo, por mis clientes, por mis empleados, por mi familia, por mi México?
  • No juegan a ser promedio. Ser parte del Club del 5 %, de las personas que hacen la diferencia, que generan un impacto en el mundo implica que hagas el 95% de las cosas que las personas no quieren hacer, todo tiene un precio en la vida, el precio que pagamos para buscar alcanzar nuestras metas se llaman hábitos, rituales, tomar acción. Evitan procrastinar y evitan las distracciones, se enfocan en lo que realmente pueden controlar.
  • Se dan permiso para pensar en grande. Para obtener un año épico a pesar de las circunstancias tienes que tener primero un mes épico, para tener un mes épico tienes que tener una semana épica, para tener una semana épica necesitas tener un día épico, para tener un día épico necesitas horas épicas. No te límites a ti mismo basado en tus actuales circunstancias o competencias. Se audaz.

Me gusta decir que al final “el éxito es la paz mental que se obtiene solo a través de la satisfacción personal de saber que tú hiciste el esfuerzo para dar la mejor versión de ti.”

Ser un líder extraordinario, ser una persona de clase mundial no es un proceso es un evento. Es momento que cada uno de nosotros dediquemos tiempo a levantar a la gente, a motivarla, a brindar esperanza.

No creemos en el mensaje si no creemos en el mensajero. Liderar con el ejemplo.

 

Contacto:

Página web: irradiatemore.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Transformación digital: ¿cómo implementarla?
Por

Las organizaciones deben seguir ciertos pasos en su evolución digital para brindar soluciones innovadoras a clientes cad...