Te presentamos un breve recorrido por la vida del autor de Por quién doblan las campanas y algunas de sus frases más memorables.

 

Este 21 de julio se conmemoran 116 años del natalicio de Ernest Hemingway, una de las cumbres literarias del siglo XX. Te presentamos una breve semblanza de su vida y obra, además de algunas frases que lo inmortalizaron.

PUBLICIDAD
Foto: Nobel.org

Hemingway se recupera de un accidente en Milán, Italia, mientras era voluntario de la Cruz Roja en 1918.

El novelista estadounidense nació en Oak Park, Illinois durante 1899. Inició su carrera como escritor en un periódico de Kansas City.  Tras cumplir 17 años, fue voluntario de una unidad de ambulancias en el ejército Italiano durante la Primera Guerra Mundial. Se enamoró de la enfermera que atendió sus heridas tras la explosión de un obús mientras conducía. De esta experiencia emergió su novela Un adiós a las armas.

Las anécdotas bélicas no terminaron allí: Hemingway participó en la Guerra Civil Española al lado de anarquistas y opositores que luchaban contra el dictador Francisco Franco en la década de los años 30. Este periodo quedó retratado en Por quién doblan las campanas.

En el desembarco de los países aliados en Normandía durante la Segunda Guerra Mundial, Hemingway fue corresponsal  y presenció el fin del último episodio bélico de la primera mitad del siglo XX. En aquella experiencia conoció a Mary Welsh, quien se convertiría en su esposa hasta el final de sus días.

Durante su estancia en Europa, particularmente en París, Ernest se codeó con las figuras artísticas más destacadas de la primera mitad del siglo XX: la escritora estadounidense Gertrude Stein, el pintor Pablo Picasso, el novelista Scott Fitzgerald, el escritor irlandés James Joyce, el poeta Ezra Pound son algunos personajes que componían su círculo de amistades. A este grupo de intelectuales, Stein los bautizó como la Generación perdida.

Hemingway también hizo enemigos literarios. El más célebre, su connacional William Faulkner, al que criticó por su estilo de frases largas, y por dedicar gran parte de su obra al condado ficticio del sur de Estados Unidos, Yoknapatawpha.

El 10 de diciembre de 1954 recibió el premio Nobel de Literatura, pero no pudo estar presente Estocolmo, por lo que el embajador de Estados Unidos en Suecia leyó el discurso de agradecimiento que escribió para la ceremonia.

“Escribir, es, en el mejor de los casos, una vida solitaria. Organizaciones para escritores mitigan la soledad del autor, pero dudo que mejoren su escritura. Él crece en una estatura pública mientras se arroja a su soledad y, con frecuencia, su trabajo se deteriora. Por lo que hace su trabajo solo y si es un escritor lo suficientemente bueno, podrá enfrentar a la eternidad, o a la ausencia de ella, cada día.”

El estilo de Hemingway priorizaba las frases cortas, el punto y seguido y la escritura sin negaciones ni retórica innecesaria. Esta manera de escribir influiría más tarde en múltiples redacciones periodísticas y manuales de estilo que aún evitan el uso de adjetivos calificativos.

La mañana del 2 de julio de 1961, Hemingway se suicidó con una escopeta en su casa Idaho, en Estados Unidos, víctima de depresión asociada con la muerte de sus amigos y la añoranza de su juventud, además del impacto que tuvo en él el suicidio de su padre. La forma en que murió el autor de El viejo y el mar hila cuatro generaciones de suicidios que llegan hasta su nieta Margaux.

 

7 frases inmortales de Hemingway

Te presentamos algunas frases del autor de Los Asesinos, del sitio web Hemingway preservation foundation.

1. El miedo a la muerte incrementa en exacta proporción con el aumento de la riqueza.

2. Si tienes un éxito, lo posees por las razones equivocadas. Si te vuelves popular, siempre se debe a los peores aspectos de tu trabajo.

 3. La cobardía … casi siempre es una falta de capacidad para suspender el funcionamiento de la imaginación.

4. La vida de cada hombre termina de la misma manera. Son solo los detalles de cómo vivió y cómo murió que distinguen a un hombre de otro.

5. Me gusta escuchar. He aprendido mucho por escuchar con atención. La mayoría de la gente nunca escucha.

6. El toreo es el único arte donde el artista está en peligro de muerte y en el que el grado de brillantez de su actuación pende del honor del torero.

7. Nunca salgas de viaje con alguien a quien no amas.

Hemingway en la finca Vigía, Cuba. (Foto: Nobel.org).

 

Con información de Nobel.org

 

Siguientes artículos

alfa
Utilidad de Alfa crece 47% en trimestre por Sigma y Alpek
Por

Los ingresos del conglomerado crecieron 5% en el periodo de abril-junio del presente año, estos se colocaron en 4, 218 m...