Por Fernando Coronado*

No es necesario cambiar tus objetivos es mucho mejor modificar tus estrategias cuando el ecosistema emprendedor no está siendo lo que esperabas. Mucha gente a tu alrededor te dirá que esperes a un mejor momento y pretenderá cuidarte del dolor del fracaso. Escucha atentamente sus argumentos y evalúa si están opinando en función de sus miedos u objetivamente. Finalmente toma la información que te sirva, pero recuerda que tu propia intuición es la que más debe de contar.

Recuerda que muchos de los más grandes negocios que hoy conocemos nacieron en situaciones adversas y ante un panorama poco prometedor. Carlos Rosales, autor del bestseller “Personas compran Personas”, sostiene: “En tiempos de crisis hay dos tipos de personas: los que lloran y los que venden pañuelos.”

A continuación, te presento algunos tips que te servirán en este proceso de decisión antes de lanzar tu propia marca:

Conoce y estudia tu mercado

Un estudio de factibilidad o viabilidad mercadológica te ayudará a entender de manera clara el comportamiento de tus clientes potenciales, competencias y áreas de oportunidad. Además, te ayudará a replantear tu estrategia comercial con información clave, incluso puedes contar con proyecciones de ventas para escenarios complicados.

Innovative Marketing & Consultants, empresa especialista en estos temas sostiene: “Un estudio de mercado ayudará a ahorrar tiempo y dinero ya que el emprendedor no pasará por tantas oleadas de ensayo y error y se enfocará a los esfuerzos comerciales con mejores resultados”.

Lamentablemente en nuestro país falta una cultura de planificación y hacer un estudio de mercado se sigue viendo como un lujo y no como una inversión inteligente.

Capacítate: En México, capacitar y comer algodón de azúcar es lo mismo.

Solo el primer bocado sabe a algo. Esto tiene que ver con la visión que les falta a muchas marcas y proyectos de emprendimiento. Generalmente en las empresas la capacitación solo se ve como un evento, sin considerar que es un proceso, y es por eso que sólo 1 de 10 cursos se aplica en las empresas.

TrainingWhiz, plataforma especializada en hacer que cada curso tenga beneficios, sostiene que lamentablemente la capacitación no se considera una situación financiera sino educativa, de ahí las grandes fallas.

Además de todo esto, los temas de capacitación que se seleccionan casi nunca son los adecuados en cantidad y calidad, por falta de análisis cuantitativo. Sobre este mismo tema Gabriel Niño, director de Relaciones Públicas de TrainingWhiz para Latinoamérica, argumenta: “El exceso de información y capacitación son malos; la respuesta es solo aprender y usar lo necesario”.

Depende de tus decisiones y no de las circunstancias

La palabra crisis se ha vuelto una verdadera moda. En los espacios periodísticos resulta de lo más atractivo mencionarla porque el pánico se comercializa bastante bien. Si algo nos ha demostrado la mercadotecnia en los últimos años es que el miedo es útil para incrementar las ventas en ciertos sectores. La recomendación para ti es estar siempre bien informado sin embargo también aprender a dimensionar y diferenciar entre las crisis noticiosas y políticas frente a las verdaderas crisis.

Si bien en cierto que no puedes cambiar muchas cosas a tu alrededor lo que sí puedes cambiar es la manera en que las ves. La palabra crisis en japonés se compone de dos elementos clave, el peligro sumado a la oportunidad. Y precisamente es la capacidad de tomar riesgos una de las cualidades que no te deben fallar como emprendedor.

Aprende de los grandes

Así como los seres humanos tenemos una constante vulnerabilidad a la muerte las empresas lo están a la bancarrota. No importa su tamaño, todas pueden extinguirse de la noche a la mañana y por eso importante que tengan la capacidad de reinventarse ante mercados cada vez más competidos.

Aunque en estos momentos sea difícil de creer Marvel, empresa líder en el mundo del cómic estuvo al borde de la quiebra en la década de los noventa. En esos momentos tuvo que resurgir aprovechando los derechos sobre su catálogo de personajes e iniciando de nuevo su universo de contenidos desde las pantallas más grandes: televisión y cine.

Otro ejemplo es Kodak quien se declaró en quiebra en 2012 con una deuda millonaria. En este caso tuvieron que adaptarse a las nuevas necesidades del mercado y rediseñar su concepto. A partir de ese momento su apuesta se centró en el nicho de negocios, sensores de pantalla táctil y el famoso Motion Picture Film.

Mantén una actitud mental positiva

Muchos líderes mundiales coinciden en que la confianza es la mitad en toda empresa. Tener fe en que lograrás tus objetivos te ayudará a que si se complican las cosas no los vayas replanteando, sino que adaptes mejor los medios que tienes para conseguirlos. Rodearte de personas que compartan esta misma visión te ayudará a enriquecer tu proyecto con sus experiencias y sobre todo a conocer la manera en que ellos afrontaron retos similares a los que ahora tienes.

Finalmente, lo que te llevará a ser un emprendedor exitoso no serán las situaciones que te rodean sino tu capacidad de vender ideas. Está en tus manos.

Si quieres que trascienda tu sueño empresarial no llores por lo que sale mal, más bien sonríe por esa nueva inspiración que nace cada día en ti.

*Director y Socio Fundador de Innovative Marketing.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Conquista tráfico web y leads con estas técnicas
Por

Seguro no quieres a cualquier visitante en tu sitio y, mucho menos, leads en tu base de datos que jamás compren. Evítalo...