“Durante mucho tiempo la imaginación le llevó la delantera a la realidad y ahora estamos empezando entrar en una era en la que la realidad está adelante de la imaginación. Hoy es más difícil que nunca imaginar dónde estaremos dentro de 60 años porque por primera vez en la historia vamos a tener una tecnología que creará una nueva forma de hacer cosas, que cambiará nuestra relación con ella”, afirma categórica Ana Paula Assis, la primera mujer en dirigir IBM en América Latina.

PUBLICIDAD

La tecnología a la que hace referencia Assis, ingeniera informática con más de 20 años de experiencia en la industria, es la Inteligencia Artificial, una de las áreas de negocio que IBM lidera y que le ha dado nuevos ímpetus a la compañía a través de Watson, su solución de cómputo cognitivo.

No obstante, Assis advierte que estamos en un momento decisivo: “Éste es un punto de inflexión porque las decisiones que tomemos hoy van a definir el futuro de la relación entre hombres y máquinas, lo que a su vez definirá el futuro de nuestra sociedad. Es un momento de gran responsabilidad, porque si nos equivocamos hoy podemos perder los beneficios que esa tecnología nos podría traer mañana.”

“Yo creo que hay mucha inquietud sobre si realmente las tecnologías son buenas o son malas y queda en nosotros, especialmente en las grandes corporaciones que están desarrollando esas tecnologías, dar el sesgo correcto, hacerlas positivas, y eso será posible solamente si hay una apertura de inclusión y de perspectivas, no sólo desde las mujeres sino también de todas las minorías”, añade la directiva, quien se sentó a conversar con Forbes México sobre igualdad, tecnología y talento previo a su participación en el Foro Forbes Mujeres Poderosas.

 

Una cultura incluyente

Para la ejecutiva, inclusión y diversidad son dos palabras clave, no sólo porque amplían la visión de la compañía, sino porque permiten que todos quienes colaboran dentro de ella se beneficien de la riqueza de puntos de vista, habilidades y conocimientos. Assis recuerda que ambos temas han estado en la cultura de la empresa desde el principio, “en la década de 1940 ya teníamos a una vicepresidenta”, y empezaron a considerar la igualdad de las personas, independientemente de su género o raza o credo en las decisiones para atraer talento a la empresa mucho antes de que fuera ley en Estados Unidos.

“Eso pasó a formar parte de la cultura de la empresa porque nosotros creemos que el talento es el punto más importante, y respetar realmente al individuo es parte de nuestra cultura, algo que se traslada a todas las iniciativas de la empresa en todo el mundo”, agrega Assis.

Por ejemplo en Brasil en 2003 IBM tomó la decisión de dar beneficios equivalentes para parejas homoafectivas, más de una década antes de que fuera ley en el país y desde 2017 los empleados de la compañía en América Latina gozan de 20 días hábiles de licencia por paternidad.

El cuidado del talento ha sido un factor clave para el éxito de la empresa, la que busca nuevas maneras de procurarlo, como el programa para apoyar a mujeres que en algún momento deben abandonar su carrera para cuidar de sus hijos o ayudar a un pariente enfermo, explica Assis: “Hoy aún recae en la mujer mucha de la responsabilidad de la casa y ese impacto lo tiene su carrera también, entonces entrenamos a las mujeres que después de tantos años quieren volver al mercado laboral. Ésta es una política más enfocada en Estados Unidos estamos estudiando cómo llevarla a otras regiones.”

Para la vocera, “el gran tema de la mujer en el mercado de trabajo es que éste respete sus necesidades”.

De acuerdo con la ejecutiva, IBM está siendo mucho más afirmativo con respecto al tema, “Para mí en los procesos de reemplazo o de reclutamiento mi condición es que haya al menos una mujer entre los candidatos, de hecho mi bono está alineado con el hecho de que yo haga subir la cantidad de mujeres en posiciones de liderazgo en la compañía, eso afecta mi bolsillo”.

 

El combate al sesgo

La firma de análisis Gartner estima que el valor de los negocios relacionados con la Inteligencia Artificial alcanzarán 1.2 billones de dólares en 2018, 70% más que la cifra registrada en 2017, y que la cifra hará más que triplicarse para 2022, cuando se calcula que alcance los 3.9 billones de dólares.

Hoy, prácticamente todas las industrias empiezan a beneficiarse de la Inteligencia Artificial (IA), que aún se encuentra en sus primeros días. Lo anterior adquiere relevancia si consideramos que IBM es una de las empresas que están definiendo la tecnología y empujando sus límites para hacerla más útil para el ser humano, integrándola en nuestra vida cotidiana.

Así, para la directiva la IA tiene que trasladarse a un modelo libre de sesgos, “y para mí tener mujeres será absolutamente fundamental, no sólo mujeres, sino realmente abrazar este modelo de diversidad para que la tecnología no discrimine y que tampoco beneficie solamente a algunos grupos”.

Esa reducción en el sesgo sólo se dará si existe representación de dichas minorías en el desarrollo de la tecnología, algo que aún está en proceso. “Todavía las mujeres siguen eligiendo carreras que no son STEM (siglas en inglés para Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas)”, una discusión que, afirma, debe empezar en la educación básica, donde las mujeres empiezan a definir qué camino tomarán.

“Nosotros discutimos mucho en IBM el tema del sesgo, desde niños se nos inculcan cómo debe ser la profesión para mujeres y para hombres. En Brasil tenemos un proyecto en el que vamos a hacer design thinking en las escuelas públicas de nivel básico para empezar a crear esa conciencia de que no existe esa distinción”, explica Assis, y detalla que la iniciativa abarca mucho más que el tema la distinción de género: “No sólo hablamos de mujeres sino también de LGBT y también el tema de los afrodescendientes, pero lo que intentamos es empezar a abrir un poco la mentalidad desde la primera infancia sobre cuáles son las posibilidades, ése es un tema muy importante para nosotros.”

Actualmente, IBM promueve una serie de iniciativas para crear una comunidad alrededor de las mujeres, alentándolas a perseguir carreras tecnológicas, muchas veces a través de eventos enfocados exclusivamente a temas en torno de las carreras tecnológicas para mujeres.

Ese trabajo también se ha extendido a la comunidad, en 2017 IBM Brasil celebró un evento enfocado a mujeres afrodescendientes de la comunidad tecnológica de Brasil, uno que “tuvo una repercusión muy buena, porque hay mujeres prominentes afrodescendientes de la comunidad técnica que ejercen una influencia positiva en las demás”, dice Assis.

Para la directiva el tema es de gran importancia porque el gran reto para las mujeres es tener role models, figuras a las que puedan tener como referentes: “La historia de la computación comenzó con un papel femenino muy relevante y después esto cambió radicalmente cuando acabó convirtiéndose en algo como un juego o un juguete y resultó más interesante para los hombres que para las mujeres”.

De hecho, una de las personas que más genera patentes en IBM actualmente es una mujer brasileña que además es madre de tres niños, “así que tenemos muy buenos ejemplos y los estamos utilizando para empujar las carreras técnicas y para demostrar que se pueden combinar las características femeninas con las oportunidades de las carreras técnicas”.

 

Pasos concretos

Éstas son algunas de las iniciativas que IBM está llevando a cabo en México para dar un impulso a las mujeres en la tecnología:

  • Realización de workshop de bluemix para 40 estudiantes y emprendedoras
  • IBM Guadalajara sede del Foro Women in Tech —300 invitadas de IBM y compañías como HP, Continental, Cisco e Intel—
  • Código X – hackaton con niñas de secundaria y prepa
  • Convenio con Laboratoria, la organización más importante de América Latina para entrenar a niñas de bajos recursos en codificación, así como colaboración con Hackatones con niñas de secundaria y prepa
  • Inauguración sala de lactancia en IBM Ciudad de México e IBM Guadalajara

Además, en abril de 2018, IBM anunció la colaboración con el proyecto 100kChallenge del Banco Interamericano de Desarrollo para acelerar la innovación y la generación de negocios; apoyando a mujeres emprendedoras de América Latina y el Caribe a través 2 iniciativas: créditos desde 12,000 hasta 120,000  dólares para que usen aplicaciones de servicios en la nube de IBM, y desarrollando las habilidades —soft & hard skills—, a través de webinars de metodología Agile, así como sesiones virtuales de tutoría en Design Thinking.

 

Ana Paula Assis participará en el Foro Forbes Mujeres Poderosas 2018. Sigue la transmisión en vivo el 19 de junio a partir de las 9:30 am a través de Forbes.com.mx.

 

Siguientes artículos

Latinoamérica, el nuevo blanco de los cibercriminales
Por

Desde el inicio de este año se han detectado prácticas más sofisticadas para atacar a los bancos en la región, mismas qu...