China hizo brotar una semilla de algodón en la cara oculta de la Luna, la primera planta extraterrestre de la que tenemos constancia (sin contar con las estaciones espaciales), sin embargo el problema es que las fotos que circulan por internet sobre la semilla supuestamente germinada están tomadas en la Tierra.

Pero esto tiene una explicación.

El pasado 3 de enero, China hizo historia al aterrizar por primera vez en la cara oculta de la Luna con una nave no tripulada en la misión Chang’e 4.

Días después, los científicos de la Universidad de Chongqing realizaron un experimento al colocar en un recipiente hermético tierra, aire, agua, levadura, huevos de mosca de la fruta y semillas de algodón, colza, patata y arabidopsis. Todo con el objetivo de crear un ecosistema en miniatura y así estudiar la viabilidad de una posible futura colonia humana en la Luna.

PUBLICIDAD

En un entorno lunar, las moscas serían los consumidores y la ​levadura los descomponedores que producirían el dióxido de carbono necesario para las plantas, mismas que proporcionarían material para hacer tela, las patatas y arabidopsis comida, y la colza podría usarse para generar petróleo.

Pero aunque fue satisfactorio no es lo que aparenta.

Según la agencia estatal de noticias de China, Xinhua, este experimento de 1.47 millones de dólares está siendo un éxito y el aterrizador Chang’e 4 ya envió fotos de su primer brote.

No obstante, la misma agencia mezcló imágenes auténticas del experimento en la Luna con otras que se hicieron en la Tierra, causando la confusión absoluta en internet.

De acuerdo con el periodista Alan Wong, varias de las fotos que circulan en la prensa china provienen de un experimento de control idéntico al de Chang’e 4, pero ubicado en la Tierra. Las imágenes que sí se hicieron en la cara oculta de la Luna muestran un brote menos prominente (y menos atractivo, por supuesto).

Y es que las temperaturas en la Luna pueden superar los 100 ºC durante el día y bajar hasta -100 ºC en las noches. La gravedad es casi nula y la radiación del Sol azota con mucha más intensidad en la superficie lunar que en la Tierra. Y por ello, aunque el experimento tiene su propio sistema de calor para mantenerse entre 1 y 30 ºC, una entrada controlada de luz natural, suministro de agua y nutrientes justo para que las plantas germinen, no se pueden esperar los mismos resultados.

Sin embargo, realizar el mismo procedimiento de control en la Tierra permitirá a los científicos comparar cómo crece el mismo ecosistema en dos mundos distintos, en condiciones extremas.

Por el momento, de acuerdo con información de Xinhua, tanto los huevos de mosca como las semillas fueron desactivados mediante una “tecnología biológica” sin especificar durante el viaje de 20 días a la Luna para que la mini biosfera creada no iniciara hasta alunizar.

Solo las semillas de algodón han germinado, por razones que aún se desconocen, pero el experimento sigue en marcha y los datos que recoja serán de gran valor para el futuro de la humanidad.

 

Siguientes artículos

Trump separó a más niños de familias migrantes de lo que se pensaba: auditoría
Por

Después de declarar la suspensión de su política la investigación determino que más de un centenar de niños fueron separ...