¿Es pronto para ser optimistas sobre el PIB?

Foto: Reuters

Analistas estiman que en el segundo semestre la economía tomará más fuerza apoyada en mayor gasto público y un aumento del consumo privado.

 

 

 

En el segundo trimestre del año la economía creció a una tasa anual de 1.6% anual con relación al mismo periodo de 2013; el dato estuvo por encima de lo esperado por el mercado de 1.5%. Asimismo se revisó al alza el crecimiento del primer trimestre a 1.9% desde 1.8%, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Si bien en su medición anual la economía se desaceleró, manifestó una notable mejoría en el segundo trimestre con cifras ajustadas por estacionalidad, al expandirse en 1.04%, lo que refuerza la noción de una recuperación de la economía.

Al interior y en su medición desestacionalizada destaca la expansión de la construcción, que avanzó 1.66%, la mayor desde 2011, lo que refleja el mayor gasto en infraestructura.

No obstante, la manufactura se expandió 1.48%, por debajo del 1.78% registrado en el primer trimestre del año.

El consumo presentó una recuperación. El sector comercio se expandió 2.62%, la mayor expansión desde el primer trimestre de 2011, desde una contracción de 0.29% en el primer trimestre del año.

Con estos resultados, Invex espera un crecimiento considerable para el resto del año, por un incremento del consumo privado, la recuperación del sector construcción y el aumento del gasto público. Pero señala que puesto que la recuperación ha sido menor a la esperada, consideran probable que la estimación actual de crecimiento de 2.6% sea revisada a la baja.

Por su parte, Banorte mantiene su estimado de crecimiento en 2.7% anual; considera que el reporte del PIB resultó positivo y el punto de inflexión ya se dio.

“El reporte del PIB es muy positivo y muestra que el punto de inflexión para la recuperación de la economía mexicana tuvo lugar en el segundo trimestre de 2014, tal y como lo habíamos previsto. Lo anterior deriva de un mayor dinamismo del sector externo. A esto hay que añadirle la recuperación que empieza a vislumbrarse por parte del sector interno. En particular destaca el desempeño del sector construcción, que llevaba seis trimestres en recesión (con cifras ajustadas por efecto de calendario), y que muestra una tasa trimestral anualizada de 6.8%”, señala la institución.

 

Claroscuros

Aunque el optimismo parece estar de vuelta, el observatorio económico México ¿cómo vamos? explica que las luces de su semáforo económico se mantienen principalmente en rojo, pues del total de indicadores, nueve se muestran en rojo (crecimiento económico, generación de empleos, productividad, competencia, competitividad, bienestar, Estado de derecho, acceso al capital y deuda pública), y cuatro en amarillo (inflación, inversión, fomento a las exportaciones y exportaciones de valor).

El organismo indica que la tasa de crecimiento dada conocer por el INEGI de 1.6% (en términos reales a tasa interanual), para el segundo trimestre de 2014, está aún muy por debajo del 6% al que debe crecer la economía para generar bienestar social de los mexicanos.

A este respecto, Viridiana Ríos, directora del observatorio, destaca que “la tendencia de crecimiento en el semáforo es al alza (flecha hacia arriba) porque la tasa de crecimiento de todo el año muestra una mejora con respecto a lo que se había calculado en el primer trimestre del año. Sin embargo es importante fortalecer las acciones para  mantener esta tendencia, y así alcanzar el 2.7% estimado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP).”

Asimismo, el observatorio económico México ¿cómo vamos?  enfatiza que en julio se crearon 37,456 nuevos empleos formales, con una tasa de crecimiento de 3.69% respecto al mismo mes del año anterior. Es decir, en promedio durante 2014 se han generado 62,987 empleos al mes, lo que da un total de 440,911 empleos formales en  lo que va del año. Esto se traduce en un déficit de 260 mil empleos, y si continuamos con esta tendencia terminaremos 2014 con una generación de tan sólo la mitad de los empleos que hemos establecido como meta.

Por su parte, Banco Base considera que necesitaría crecer a una tasa anual promedio de 2.3% durante los dos trimestres restantes para alcanzar la parte baja de la previsión de crecimiento de Banxico, la cual se ubica en 2%, mientras que necesitaría crecer a tasas anuales de 3.9% para alcanzar el 2.7% pronosticado por la SHCP.