Para el director general de Banamex, Ernesto Torres Cantú, el escándalo por fraude de Oceanografía que involucró a ese banco ha quedado en el pasado.

“Ya se me olvidó: historia patria. Ya pasó. Lo dejamos atrás”, respondió el directivo en entrevista con Forbes México tras preguntarle sobre el impacto al banco tanto en imagen como en ganancias por el caso.

El comentario del CEO de Banamex hace referencia al escándalo revelado en febrero de 2014, cuando Citigroup dio a conocer que su filial en México había sido defraudada a través de Oceanografía por 500 millones de dólares (mdd).

Amado Omar Yáñez, presidente de Oceanografía, fue arrestado en junio de 2014 bajo cargos de fraude y actualmente está en libertad bajo fianza a la espera de juicio.

PUBLICIDAD

El fraude se compuso de préstamos que la constructora marítima solicitaba al banco, con la garantía de cuentas por cobrar por servicios prestados a Pemex Exploración y Producción a través de facturas irregulares.

Te puede interesar: Acreedores de Oceanografía demandan a Citigroup por 1,100 mdd

Durante el segundo trimestre de 2016, Banamex registró una utilidad neta de 4,506 millones de pesos (mdp), 31% menor en comparación con 2015.

El presente de Banamex

Sobre el tipo de cambio, Torres Cantú ve oportunidades para sus clientes, aunque también riesgos.

Oportunidad es estar cerca de los clientes para que cubran sus posiciones o aprovechen y disminuyan sus riesgos que esta volatilidad implica. Es una oportunidad permanente para estar cerca de los clientes y apoyarlos.

Sobre la volatilidad por episodios como las elecciones de Estados Unidos,  puede continuar hasta principios del 2017, estimó el directivo.

 

Siguientes artículos

El reto, bancarizar a la gente para que pague impuestos: Zas
Por

La informalidad y la falta de educación financiera son elementos que la banca nacional ha trabajado para mejorar en esto...