El país, que celebrará un referéndum en septiembre de 2014, seguiría respondiendo a la reina y permanecería en la Unión Europea, indicó Alex Salmond, jefe del Gobierno escocés.

 

Reuters

GLASGOW – Una Escocia independiente mantendría la libra, seguiría respondiendo a la reina británica y permanecería en la Unión Europea (UE), pero tendría sus propias fuerzas armadas y recaudaría sus impuestos, dijo el jefe de Gobierno escocés, Alex Salmond.

PUBLICIDAD

En un borrador de 670 páginas cuyo objetivo es convencer a los escoceses de que deberían votar el 18 de septiembre del 2014 para poner fin a una unión de 306 años con Inglaterra, Salmond dijo que no habría necesidad de aumentar los impuestos si Escocia se independiza.

Los separatistas van rezagados en las encuestas de opinión y su agrupación política, el Partido Nacional Escocés, espera que el borrador le permita ganar el voto de muchos de los escépticos, al responder preguntas que se los habían acusado de evadir.

“Sabemos que tenemos a la gente, las habilidades y los recursos para hacer de Escocia un país más exitoso”, dijo Salmond, jefe del Gobierno descentralizado de Escocia, que por el momento sigue siendo parte del Reino Unido.

El mandatario dijo que los impuestos escoceses no se gastarían en programas atómicos y que los misiles nucleares británicos se retirarían de Escocia.

“La independencia pondrá al pueblo de Escocia al mando de nuestro propio destino”, agregó.

Nicola Sturgeon, vicejefe del Gobierno escocés, describió el documento como “el borrador más integral y detallado que se ha elaborado nunca para un posible país independiente”.

La apuesta de Escocia es seguida de cerca a nivel internacional, sobre todo en Cataluña, donde un 80% de la población está favor de celebrar un referéndum sobre su independencia de España.

 

Siguientes artículos

Bayer busca comprar farmacéutica noruega por 2,400 mdd
Por

El acuerdo daría a Bayer el control absoluto sobre Xofigo, un medicamento para el cáncer de próstata que las firmas han...