Este texto forma parte del ESPECIAL WEF | Qué sigue en la cuarta revolución industrial?

 

Unos están a favor y, por supuesto, otros en contra. El uso recreativo de drones comienza a interferir con la privacidad de los vecinos, y su uso privado empieza a levantar las voces de quienes piden la regulación del espacio aéreo de estos aparatos a través de registros y permisos oficiales por parte de los gobiernos. Y no es para menos. En los últimos meses esta tecnología ha sido la protagonista de titulares que envuelven colisiones, vuelos no autorizados en eventos públicos y deportivos, además de estar relacionados en entregas ilegales en cárceles, entre otros.

Sin embargo, en el Foro Económico Mundial, la agenda alrededor del tema está en otro lugar, donde los Drones podrían llevar sus maletas al aeropuerto, transportar medicinas y elementos vitales a lugares remotos, e incluso hacer que un viaje desde Polanco a SantaFe se pueda hacer mirando la Avenida Palmas desde el cielo.

PUBLICIDAD

Según Harrison Wolf (director de Future of Drones and Tomorrow’s Airspace en el World Economic Forum) las oportunidades a explotar son grandes “la tecnología para movilizar personas a través de Drones podría llegar en el mediano plazo, para convertirse en una solución para el tema de transporte que sufren la mayoría de las ciudades del mundo”

Así las cosas, y bajo el principio que mueve a esta publicación, todo indica que nos ‘estamos perdiendo’ de un negocio grande, donde se necesita alinear regulaciones y legislaciones, pero también que las máquinas puedan resistir más peso y el manejo del mismo con respecto a las condiciones climáticas, “detrás de que esto suceda están industrias como la de mensajería, que podría transformarse significativamente el día que los drones cumplan con ese tipo de usos”, afirma Wolf, siempre teniendo en cuenta que este futuro cercano también implica replantear un concepto básico (y complejo al mismo tiempo): ¿cuál es el uso que debemos darle al espacio aéreo, y por qué?

Las innovaciones relacionadas con los drones podrían habilitar nuevas técnicas de construcción de rascacielos e incluso se habla de espacios de aparcamiento en terrazas y estaciones para recargar las ya no tan lejanas máquinas del futuro. Desde una perspectiva más humana, se tratará de permitir que las personas tengan una visión más amplia, lo cual generará nuevas sensaciones y experiencias. En definitiva, el mundo se verá desde una nueva altura.

 

Casos

Documental Elevation

Ehang

UPS

 

Lee también:

ESPECIAL WEF | La nueva revolución será por el planeta

ESPECIAL WEF | Tener auto podría pasar de moda

ESPECIAL WEF | IA y machine learning, la nueva norma

 

 

 

Siguientes artículos

Esta aerolínea busca gente para que viaje y le paga 4,000 dólares
Por

Su trabajo será explorar algunos de los 38 destinos de la aerolínea islandesa WOW y documentar sus viajes para crear una...