Este texto forma parte del ESPECIAL WEF | Qué sigue en la cuarta revolución industrial?

 

La barrera que existía entre lo propuesto por la Inteligencia Artificial y su uso actual desaparece con cada nuevo lanzamiento de productos en el mercado. En contra de la mayoría de pronósticos que preveían una adaptación lenta, las personas comienzan a confiar cada vez más sus quehaceres cotidianos a este tipo de tecnologías (muchas veces sin darse cuenta). En cuanto al aprendizaje automático o machine learning, la industria manufacturera se lleva la delantera en cuanto a aplicaciones, usos, modelos de negocio, y procesos de refinamiento en la calidad de sus productos.

Para Kay Firth-Butterfield (Head, Artificial Intelligence & Machine Learning, World Economic Forum) es interesante notar como “paulatinamente los procesos de inteligencia artificial llegan a la forma como una persona pide comida a su casa, revisa las noticias, o habla con sus amigos en redes sociales… ha llegado la hora de dejar de pensar en el tema -IA- como algo lejano, porque la verdad es que ya está acá”.

PUBLICIDAD

El tema a analizar entonces será ‘el de siempre’… “hay que generar un sistema de capital humano donde las personas y las máquinas más que competir se complementen, porque la realidad es que los procesos de Machine Learning cada vez más tienen la capacidad de hacer trabajos de perfil creativo, sin embargo esto hará que en el futuro cercano el ‘toque humano’ cada vez tenga más valor en el mercado”.

El entretenimiento seguirá permitiendo que usuarios alrededor del mundo se familiaricen con la Inteligencia Artificial. De acuerdo a una investigación hecha por Gartner en 2017, para 2020 una persona promedio tendrá más conversaciones con un robot que con su pareja (dependerá si sales con ‘Alexa’). El desarrollo de algoritmos de aprendizaje permitirá a su vez el avance de tecnologías médicas (se habla de Realidad Virtual para tratamientos de cáncer) y dentro del hogar facilitando funciones de seguridad y mantenimiento. Más del 70 por ciento de usuarios de tecnologías activadas por la voz aseguran que se trata de un sistema amigable y muy natural en cuanto a su uso diario.

En cuanto a los negocios, el uso de un modelo estadístico cada vez más se integra a departamentos de información e insights que permiten a las máquinas tomar decisiones informadas, como en el caso de Facebook y Google. En realidad, se trata de una herramienta que permite la visualización del futuro, la generación de contenido en tiempo real, y el conocimiento de los diferentes tipos de consumidor.

 

Casos

Amazon

Samsung

iPhone X

 

Lee también:

ESPECIAL WEF | La nueva revolución será por el planeta

ESPECIAL WEF | Drones y cielos: La próxima conquista

ESPECIAL WEF | Tener auto podría pasar de moda

 

Siguientes artículos

parque-eolico
ESPECIAL WEF | La nueva revolución será por el planeta
Por

Para que la cuarta revolución industrial sea un hecho, es necesario que detengamos el nivel de estrés que infligimos a l...